Un taller que busca la excelencia no tiene tiempos “muertos”

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

El trabajo más productivo en un taller es sin duda el mantenimiento y reparación de autos, sin embargo, siempre existen días en los cuales el flujo de trabajo es menor, y es aquí donde un buen liderazgo debe generar una mejora continua en el negocio, en vez de dejar al equipo descansar hasta que haya otro vehículo para atender.

En todo negocio se van acumulando “cosas por hacer” debido a que todos tienen actividades urgentes, sin embargo, el gerente de servicio no debe perder de vista las actividades que tienen importancia para la mejora general, ya que esto permite al negocio avanzar hacia sus objetivos, en caso contrario permanecerá funcionando exactamente igual día tras día o hasta que algo salga mal y tenga que hacerse un cambio de emergencia.

Estandarice las actividades recurrentes

Existen actividades que deben hacerse frecuentemente, tales como disponer los residuos peligrosos, barrer la estación de trabajo, dar mantenimiento al equipo y herramienta, cargar baterías de herramientas eléctricas, limpiar protecciones, etc. Estas actividades deben comunicarse al equipo de trabajo para que las tengan presentes y aprovechen cualquier oportunidad para hacerlo. Esto mantendrá las instalaciones en perfectas condiciones y evitará que se acumulen tareas.

Enliste lo que hay que hacer y anticipe los recursos

Guarniciones de banqueta incompletas, muebles deteriorados, paredes raspadas o un contacto roto, todo se puede reparar en un tiempo menor a 1 hora, pero ¿tenemos lo que se necesita para realizar el trabajo? Determine en una lista los trabajos a realizar, compre lo que se requiere para que pueda hacerse, identifique los tiempos disponibles en el día y asigne las actividades.

Nunca sobra tiempo para capacitarse

Ya sea con una capacitación en línea o una explicación breve de algún procedimiento interno, los tiempos pueden aprovecharse para mejorar las competencias del personal. Enliste los temas que requieren ver en conjunto, las capacitaciones individuales que tienen pendientes y deles seguimiento.

El objetivo general de esta estrategia es mantenerse ocupado y productivo, por lo que requiere un liderazgo que de pauta y seguimiento a estas actividades recordando a todo el equipo que “un taller que busca la excelencia no tiene tiempos muertos”.

ENCUESTA
¿Tiene una estrategia para evitar tiempos muertos en su taller? Déjenos sus comentarios.

En Reevo implementamos buenas prácticas que mejoran la productividad y lo ayudan a alcanzar los objetivos de su negocio. Conozca nuestros productos y servicios estándar en nuestro catálogo o envíenos un mensaje con su situación actual para diseñar una solución a la medida.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
Formato de diagnóstico
El diagnóstico como herramienta de venta cruzada
PREVIOUS POST
Un taller que busca la excelencia no tiene tiempos “muertos”
NEXT POST

Deja una respuesta