Tu empresa no necesita súper héroes

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Admirar a los superhéroes es algo que en algún momento todos hemos hecho, sin embargo, en un negocio, no es algo que queramos tener, y es que, a la larga, todos los super héroes se vuelven villanos.

Dentro de los servicios de consultoría, frecuentemente encontramos empresas con super héroes, personas que salvan el día a día del negocio. Estas personas comúnmente son algún trabajador que, si bien hace que las cosas funcionen, evita que el negocio se desarrolle y sea autosuficiente.

¿Cuántas veces los hemos visto, los hemos admirado e incluso recompensado por su gran trabajo?

Las personas que asumen este rol son altamente capaces y en ocasiones se inquietan porque las cosas no funcionan como deberían, empiezan a resolver problemas que no son parte de su trabajo, y si bien, identifican áreas de oportunidad prefieren resolverlas ellas mismas. Estas personas son apreciadas por los dueños del negocio, en ocasiones son puestas como ejemplo y son recompensadas con incentivos económicos o flexibilidad en algunas reglas, y es por eso por lo que, se convierten en un riesgo potencial que podría hacer más daño del que imaginan.

“Si todo funciona ¿cuál es el problema?”

Que una persona resuelva los problemas que se presentan ocasionalmente ayuda al negocio, pero es algo que puede salirse de control si no se maneja de manera adecuada, ya que podemos hacerlo dependiente de ella, de sus capacidades y disponibilidad, haciéndolo vulnerable cuando no están. Esta misma dependencia puede acrecentar su ego y frecuentemente genera que empiecen a tomar decisiones que no les corresponden, que exijan mayores incentivos por su trabajo y ya no estén dispuestas a enseñar a otros compañeros por buscar beneficios particulares. Cuando esto pasa, comúnmente empiezan a hablar de sí mismas como una persona ajena al equipo. Algunas frases que utilizan son:

Yo hice…
Yo resolví…
Ellos no saben…
No pudieron…

Además de esto, una persona que soluciona frecuentemente problemas que no son su responsabilidad, genera puestos ociosos, personas que dejan de esforzarse por cumplir o aprender, ya que han visto que alguien más puede hacer su trabajo.

¿Qué podemos hacer?

Es importante detectar a las personas que están haciendo el papel de superhéroe, establecer los límites de sus responsabilidades y enfocar sus intenciones de crecer, de manera que cumplan con su trabajo y puedan colaborar en el verdadero desarrollo de la empresa. Las personas que cumplen este perfil deben entender que el trabajo en equipo es importante para el negocio. Se les debe de integrar en un plan de capacitación que les permita aprender a trabajar en equipo, desarrolle su liderazgo y habilidades para delegar. De esta manera podrán aportar y ascender, generando beneficios reales, ya que las personas que trabajan con ellos estarán en posibilidad de cubrir sus funciones haciendo más ligera la carga de trabajo y rindiendo beneficios al negocio.

En Reevo analizamos a los equipos de trabajo, identificamos sus áreas de oportunidad y desarrollamos personal que aporte al negocio de forma sostenible. Contáctenos.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
¿Qué podemos aprender de las opiniones de los clientes?
PREVIOUS POST
Junta
También cuando se gana se aprende
NEXT POST

Deja un comentario