fbpx

Sistemas de elevación automotriz

Sistemas de elevación automotriz

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Los sistemas de elevación en el taller de servicio automotriz representan una de las principales herramientas de productividad y de las inversiones más grandes dentro del equipo básico. Si bien existen opciones como el gato hidráulico de patín, rampas, fosas y torres, que cumplen con la función básica requerida, los sistemas de elevación permiten levantar totalmente el vehículo para poder inspeccionar y trabajar de manera ergonómica y segura en un menor tiempo, lo cual, es un hito en el desarrollo del taller, ya que le permitirá mejorar su productividad, siempre y cuando, sean seleccionados de forma correcta.

Aunque actualmente vemos elevadores de 2 y 4 postes en la mayoría de los talleres, existen otros sistemas que pueden ser más adecuados dependiendo del espacio disponible, el tipo de trabajo a realizar y presupuesto. Es por esto por lo que deberán conocerse sus ventajas y limitaciones antes de elegir. Dentro de las principales opciones en sistemas de elevación se encuentran:

  • Gatos hidráulicos
  • Torres con levantamiento hidráulico
  • Elevadores de 2 postes
  • Elevadores de 4 postes
  • Elevadores móviles
  • Elevadores de tijera
  • Elevadores subterráneos
  • Elevadores de alineamiento
  • Elevadores de estacionamiento

Cada uno de los sistemas de elevación son diferentes y están diseñados con un propósito en específico, seleccionar el adecuado es una tarea que requiere entender las posibilidades y limitaciones de cada tipo, las cuales describimos brevemente.

Gatos hidráulicos

  • Requieren un mínimo espacio y son portátiles, tienen una capacidad de carga y altura limitada.

Torres con levantamiento hidráulico

  • Cuentan con las mismas características que los gatos hidráulicos, más un sistema de bloqueo, el cual evita la caída de la carga.

Elevadores de 2 postes

  • Menor precio que el de 4 postes
  • Existen de brazos simétricos y asimétricos
  • Ahorro de espacio conveniente
  • Acceso total y sin obstáculos a las ruedas
  • Requiere cimientos fuertes para su instalación
  • Soporta al vehículo desde el chasis

Elevadores de 4 postes

  • Tienen la mayor capacidad de carga y estabilidad
  • Ocupan el mayor espacio
  • Soportan al vehículo desde las ruedas

Elevadores móviles

  • Tienen menor capacidad de carga
  • Ocupan un espacio mínimo y hay de todos los tipos
  • Estos elevadores incluyen gatos de patín, torres con levantamiento hidráulico hasta elevadores de dos postes

Elevadores de tijera

  • Su capacidad de carga tiene un gran rango dependiendo de los refuerzos
  • Existe de apertura en X y paralelogramo
  • El acceso a la parte inferior del vehículo es limitado
  • Existen de soporte en ruedas y al chasis

Elevadores subterráneos

  • Requiere corte o preparación del concreto
  • Existen de todos los tipos
  • Soportan al vehículo desde el chasis o las ruedas

Elevadores de alineamiento

  • Existen de todos los tipos que soportan al vehículo desde las ruedas
  • Cuentan con pistas independientes para movimiento de ruedas

Elevadores de estacionamiento

  • No consideran tener acceso para reparaciones
  • Existen de 2 y 4 postes
  • Soportan al vehículo desde las ruedas

Dentro de las consideraciones que deberá realizar para la selección de su sistema de elevación son:

  • Las medidas exactas del espacio disponible incluyendo las dimensiones de altura de techo
  • Qué tipo de vehículo o peso promedio se considera en los trabajos
  • Los trabajos por realizar y el tipo de acceso que necesita
  • Resistencia del concreto en libras por pulgada cuadrada (psi)
  • Servicios disponibles (capacidad de energía eléctrica y suministro de aire)

En temas de seguridad. Los sistemas de elevación automotrices cuentan con una certificación ALI / ETL que ofrece una etiqueta como la que se muestra. Esta etiqueta es muestra de calidad en el diseño y manufactura del equipo por lo que se recomienda que lo considere al adquirirlo.

Los sistemas de elevación automotriz son clave en la productividad del taller, sin embargo, la consideración de los criterios mencionados en este artículo son clave para sacar el mejor provecho de cada tipo. Considérelos antes de tomar cualquier decisión.

ENCUESTA
¿Su elevador automotriz tiene certificación ALI? Participé AQUÍ

En Reevo contamos con alianzas estratégicas que nos permiten ofrecerle las mejores alternativas en sistemas de elevación automotriz. Contáctenos.

Reevo

Un taller esbelto: Poka yoke

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Lean manufacturing es una filosofía de trabajo desarrollada por empresas japonesas que después de la guerra se vieron en la necesidad de optimizar los recursos al máximo para salir adelante. El resultado, 32 herramientas que nosotros como empresa de consultoría automotriz adaptamos e implementamos en su taller. En este artículo veremos Poka yoke.

“Es bueno hacer las cosas bien la primera vez. Es aún mejor hacer que sea imposible hacerlas mal desde la primera vez.”

Existen miles de formas en que podemos equivocarnos durante la ejecución de las tareas del día a día, y estas equivocaciones pueden impactar en la seguridad, tiempos de ejecución del trabajo o en la calidad del resultado esperado. En ocasiones el exceso de confianza, la rutina y ceguera de taller pueden hacer que omitamos detalles importantes que después de analizar pudieran parecer obvios, sin embargo, no lo son.

Poka yoke es una herramienta que se enfoca en prevenir los errores durante la operación haciendo evidente cuando se están cometiendo en vez de después de que se cometen, lo que permite ahorrar tiempo y dinero en retrabajos, así como evitar que algún defecto llegue al cliente.

Existen distintos tipos de errores humanos y es primordial entenderlos para poder prevenirlos o minimizarlos. Algunos errores humanos son:

  • Olvidos
  • Errores por distracción
  • Errores por presión o prisa
  • Falta de entendimiento
  • Errores en identificación
  • Falta de experiencia
  • Errores voluntarios
  • Errores inadvertidos
  • Errores por lentitud
  • Falta de estándares
  • Errores por sorpresa
  • Errores intencionales

Cada uno de estos errores tiene una forma diferente de prevención y detección, que es precisamente donde entra la técnica poka yoke, eliminando o reduciendo el número de ocurrencias al hacer evidente que ocurrirán o que han ocurrido. Algunas herramientas para esto son las ayudas visuales, procedimientos, listas de verificación, códigos de colores, conexiones de distinto tamaño, capacitación, alarmas, entre otros. Veamos un ejemplo.

Tenemos un taller en el cual se presentan diversos errores durante la operación, los cuales, más de una ocasión han retrasado el proceso, generado retrabajos y el reclamo de algún cliente. En este caso nos enfocamos en las refacciones erróneas, refacciones que no se cambiaban por las nuevas, generación de residuos y daños en herramienta por mal uso que eran parte del problema.

Al identificar cuáles eran las áreas de oportunidad, implementamos mejoras como la entrega de refacciones usadas a cambio de las nuevas ya desempacadas, lo cual, permitió a la persona responsable de refacciones verificar visualmente que se trata de la misma refacción, evitar que los técnicos dejen puesta la refacción usada y clasificar correctamente los residuos, ya que las refacciones usadas se concentran en almacén y los empaques de plástico y cartón se retiran desde aquí, evitando que se contaminen y se conviertan en residuos peligrosos. Por otro lado, cada técnico ahora cuenta con una caja de herramienta marcada por color dependiendo de la estación de trabajo asignada, lo que hace evidente cuando se utiliza herramienta inadecuada en trabajos para los cuales no está asignada.

Como hemos visto en el ejemplo, implementar poka yokes evita que se cometan errores o se lleven a cabo prácticas no deseadas en el proceso, evitando retrabajo, accidentes e impactando en la satisfacción del cliente.

ENCUESTA
¿Considera que su proceso es a prueba de errores? Participe AQUÍ

En Reevo contamos con servicios para mejorar la operación de su taller implementando las 32 herramientas Lean de Toyota, entre otras que complementan la experiencia de su negocio con la de nuestros consultores. Contáctenos.

Reevo

Un taller esbelto: KanBan

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.


Lean manufacturing es una filosofía de trabajo desarrollada por empresas japonesas que después de la guerra se vieron en la necesidad de optimizar los recursos al máximo para salir adelante. El resultado, 32 herramientas que nosotros como empresa de consultoría automotriz adaptamos e implementamos en su taller. En este artículo veremos KanBan.

Kanban, traducido del japonés como “tarjetas visuales”, es un sistema de apoyo visual para la gestión de tareas que consiste en la visualización de cada uno de los pasos que forman parte del proceso y tarjetas que se mueven a través de este. Este sistema tiene como finalidad administrar, comunicar y dar seguimiento a la información relevante para el proceso, así como identificar fácilmente cargas de trabajo y cuellos de botella que puedan poner en riesgo el flujo de trabajo y por lo tanto los tiempos de entrega, lo cual, se ajusta con las necesidades del taller.

¿Cómo utilizarlo?

Si bien, esta herramienta nos puede ayudar en procesos estratégicos y de apoyo dentro del taller, su mayor aporte es en el proceso principal, donde se concentra el grueso de la información como servicios, tiempos de mano de obra, responsables, refacciones, precios y más información, además de que es en donde se tiene mayor complejidad para balancear la carga de trabajo, identificar cuellos de botella y cumplir con las fechas de entrega. Dentro de los pasos básicos para implementarlo se encuentran:

  • Definir los pasos de proceso
  • Generar una tarjeta para cada actividad
  • Mantener el flujo de actividades a la vista

Siendo de gran importancia la capacitación y participación de cada una de las partes del proceso para que toda la información se vea reflejada en esta herramienta. Por otro lado, existen plataformas digitales que hacen posible la colaboración en remoto, almacenamiento de evidencias y otras funcionalidades como alertas que potencializan su utilidad. Veamos un ejemplo.

Tenemos una empresa de servicios de renta de autos, la cual, comúnmente requiere de comunicación entre el equipo de ventas y el taller interno que da mantenimiento a las unidades. Inicialmente se presentan conflictos para saber qué unidades están en pensión, mantenimiento, lavado y detallado o en renta, lo cual, generaba que la desorganización impactara en la satisfacción del cliente debido a retrasos o unidades que se ofrecían y no estaban disponibles.

A través de un tablero de KanBan, establecimos el proceso considerando pensión, mantenimiento, lavado y detallado y en renta como como listas, generamos tarjetas con cada uno de los vehículos y las colocamos conforme con su estatus, agregando fechas de vencimiento para programar la fecha y hora de entrega al cliente. Posteriormente generamos usuarios e instalamos accesos en las computadoras y celulares de todos los involucrados, capacitándolos en el uso del tablero para que identificaran la información que se requería de cada parte.

Adicional a esto, agregamos un historial de servicios y etiquetas para cada persona responsable en las etapas de mantenimiento y renta, incluimos el requerimiento de fotografías de cuando se entregó la unidad y cuando se recibía de vuelta. Todo esto contribuyó a una mejor comunicación para coordinar los servicios y la mejora en la satisfacción del cliente.

Como hemos visto en el ejemplo, implementar KanBan en el taller puede tener aplicación en la asignación de actividades por persona o como herramienta colaborativa, pudiendo integrar diferentes niveles de complejidad dependiendo del proceso.

ENCUESTA
¿Maneja un sistema digital que coordine la operación de su negocio? participe AQUÍ

En Reevo® contamos con servicios para mejorar la operación de su taller implementando las 32 herramientas Lean de Toyota, entre otras que complementan la experiencia de su negocio con la de nuestros consultores. Contáctenos.

Reevo

Qué considerar antes de volverme socio en un taller

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Invertir en una empresa que ya está funcionando puede ser una gran idea que nos da la posibilidad de ingresar al ramo y crecer rápidamente aprovechando el trabajo previo de una empresa que probablemente solo requiera algunos ajustes para funcionar mejor, sin embargo, existen algunos factores por evaluar, ya que, si bien puede parecer una buena idea, nos podemos encontrar con barreras que pondrán en riesgo el acuerdo y nuestra inversión.

Invertir en un taller que ya está en funcionamiento puede ser atractivo para un inversionista, ya que en ocasiones el negocio cuenta con una buena ubicación, está posicionado en el mercado y tiene experiencia en el ramo que nos permitirá ahorrarnos parte del camino y tener beneficios en menor tiempo, sin embargo, antes de tomar una decisión es necesario considerar algunos factores de los cuales puede depender el éxito o fracaso de esta inversión.

“Cuentas claras y amistades largas”

Cuando pensamos en asociarnos con alguna persona que ya cuenta con un taller, es necesario identificar claramente cuánto es su patrimonio y cómo vamos a aportar a la empresa, ya sea con capital o conocimiento, este debe ser valuado y acordado por ambas partes, ya que este análisis nos permitirá evaluar el porcentaje de acciones que podemos negociar. Además de esto, requerimos informarnos acerca de las deudas y cuentas por cobrar que se tengan, ya que esto nos ayudará a saber si estamos invirtiendo en un negocio sano o no.

La operación

Si hemos considerado invertir en un negocio que ya está funcionando, probablemente hayamos visto algo positivo en él, sin embargo, antes de tomar una decisión es necesario que analicemos con mayor detalle la operación. Para esto puede bastar estar una semana en las instalaciones y ver cómo se comporta el negocio. Es necesario identificar las áreas de oportunidad y las fortalezas con las que cuenta, ya que será una guía para entender en que se debe invertir para tener los resultados esperados.

La cultura

Las empresas que tienen tiempo trabajando han desarrollado una cultura interna que las ha llevado a donde están, sin embargo, también las ha mantenido en donde están. Es importante identificar si esta cultura está alineada con lo que esperamos de la empresa y si sería un problema querer cambiarla. Si es así, podríamos estar invirtiendo en algo que no podemos modificar y será un riesgo que tendremos que asumir.

El plan

Definido lo anterior, es hora de acordar lo que pasará. Con un nuevo socio deberá considerarse en qué se utilizarán los recursos que aporta, ya sean económicos o intelectuales. ¿Se comprará equipo nuevo? ¿se usará para pagar deuda? ¿se contratará más personal? ¿el nuevo socio trabajará en la empresa o solo aportará capital? ¿cuál será su posición y salario?

Es importante definir todo esto, ya que en caso contrario la sociedad podría romperse en malos términos por no tener clara la participación de cada persona.

Invertir en un taller que ya está funcionando puede ser una gran idea, sin embargo, es necesario analizar los puntos mencionados para que la relación e inversión sean saludables. En ocasiones, el inversionista cuenta con experiencia en el ramo, en otras no. Si es así, es necesario acudir con un especialista para evaluar cada una de las áreas mencionadas y asegurarse de que el acuerdo presente beneficios para el taller e inversionista.

ENCUESTA
¿Invertiría en un taller que ya está funcionando? Participe AQUÍ

En Reevo contamos con servicios de consultoría en donde podemos evaluar acuerdos de sociedad y planes de acción sobre talleres que ya se encuentran operando para que pueda conseguir mayores beneficios de su inversión. Contáctenos.

Reevo

Sobreventa y venta cruzada

Sobreventa y venta cruzada

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.


Las técnicas de sobreventa y venta cruzada son herramientas que pueden persuadir al cliente para incrementar el valor de su compra, ofreciéndole opciones basadas en su decisión actual. A través de productos y servicios con mayores prestaciones o que complementan sus necesidades iniciales, se incrementa la oferta, haciéndole ver que puede requerir más y que si aprovecha esta ocasión puede tener beneficios que no tendría si pospone la compra. Estas técnicas pueden utilizarse individualmente o en conjunto, y si son bien acompañadas de una promoción, podrían generar una oferta difícil de rechazar.

En las empresas de servicio automotriz, diariamente se desaprovechan oportunidades para hacer una venta extra y es por lo que, tener en mente estas herramientas nos dará la oportunidad de prepararnos para brindarle al cliente un abanico de opciones que incrementará las ganancias del negocio, aprovechando al máximo su visita y nuestro conocimiento sobre sus necesidades y gustos.

La sobreventa y venta cruzada tienen como ventajas:

  • Más ingresos: debido a que cada cliente comprará más productos en cada visita.
  • Optimización de costos: los recursos como el tiempo de asesores, llamadas telefónicas, impresiones y otros, se aprovechan mejor al incluir más productos por visita, en vez de muchas visitas para adquirir productos y servicios por separado.
  • Mayor lealtad del cliente: al prever las necesidades del usuario, lo hará sentir más satisfecho, ya que está agregando más valor. Esto dará como resultado una mayor lealtad a su marca.
  • Conocer mejor a su audiencia: con cada venta podrá analizar cómo se comportan sus clientes y eso le permitirá tener una estrategia más efectiva, lo que también generará más ventas.
  • Venta de productos “desconocidos”: esta es la situación perfecta para mostrar todos los productos que tiene, pero que pueden ser menos populares.

Es importante aclarar que estas dos técnicas no buscan llenar al cliente de cosas que no necesita, por el contrario, su objetivo es ofrecerle productos que no sabía que quería, lo cual, cumple con un enfoque de ganar – ganar.

“Bueno, mejor, lo mejor”

Se llama “sobreventa” a la táctica que promueve un producto o servicio con mayores prestaciones y precio del que inicialmente consideraba el cliente, pudiendo incentivarse mediante promociones y ofertas. Por ejemplo, ofrecer refacciones de mayor desempeño o aceite sintético en vez de mineral.

La regla del 25%
La regla es no intentar convencer a sus clientes de que compren un producto que sea un 25% más caro que el producto original que están buscando. Recuerde esa regla para evitar recomendaciones inútiles para sus clientes.

Esté preparado para justificar los costos, un producto o servicio más caro requiere justificarse y es aquí donde el conocimiento hace presencia. El encargado de la atención al cliente deberá explicar en términos de beneficios por qué un producto es mejor opción que otro. En el caso del aceite de motor, podríamos mencionar un mayor tiempo entre cambios de aceite, o en el tema de refacciones, la garantía que presenta una refacción original sobre una china.

Paquete A, B y C

Se llama “venta cruzada” a la táctica que promueve productos o servicios complementarios a los que consume o pretende consumir un cliente, pudiendo incentivarse con paquetes que integren productos y servicios complementarios a un precio menor que si se compraran de manera individual. Por ejemplo, ofrecer a un cliente que ha llegado para cambio de neumáticos, el inflado con nitrógeno, tratamiento anti-ponchaduras, protectores y desmanchado de rines.

Algunos de los puntos clave para la aplicación de estas dos técnicas son:

  • Instalaciones adecuadas.
  • Conocimiento de los clientes.
  • Conocimiento de los productos y servicios.
  • Preguntas inteligentes, ver y escuchar activamente.
  • Asesoramiento al cliente.
  • Tratamiento de la venta como una sugerencia.

El éxito de las técnicas de sobreventa y venta cruzada se alcanza si produce una sensación de que ganan tanto el vendedor como el comprador. Es por esto por lo que tenemos que evitar que el cliente tenga la sensación de que sólo ha ganado el negocio que le ha hecho gastar más de lo que necesitaba.

No debemos obsesionarnos en que el cliente gaste más de lo previsto en su compra, si con ello le “colocamos” productos que en realidad no necesita. Si se siente engañado, perderemos su confianza y no volverá. Ambas partes han de sentirse ganadoras: si el cliente acaba creyendo que hemos ganado, entonces hemos perdido. Y tú ¿Conoces que productos o servicios extra puedes ofrecer a tus clientes?

ENCUESTA
¿Utilizas en tu empresa estrategias de sobreventa y venta cruzada? Participa AQUÍ.

Sobre venta y venta cruzada

En Reevo integramos en nuestros servicios de consultoría estrategias de comunicación, sobreventa y venta cruzada. Contáctenos.

Reevo

Juez y parte, los modelos de metas y recompensas que atentan contra el cliente

El valor del servicio está en la honestidad con la cuál se trata al cliente

Si bien es un título duro para este artículo, creí necesario plantear lo que en muchas ocasiones he mencionado. Una de las malas prácticas que ha trascendido en los talleres de las agencias automotrices y talleres de servicio es la estrategia de metas y recompensas que pone entre la espada y la pared a los técnicos, asesores de servicios, entre otros puestos. Sí, ese plan de sueldo base más comisiones que tan mal planteado pienso que está, es una burla a la necesidad del trabajador.

¿En qué consiste?

El técnico, asesor de servicio y otros ganan un sueldo base de $ 3,000.00 pesos (si no es que menos) y de ahí su salario crece dependiendo de los trabajos que realice, pero lo que está mal aquí es precisamente que tienen la enmienda de generar más servicios para el taller, ya que de eso depende su salario. Esto afecta directamente la decisión en el diagnóstico, la modificación del alcance del trabajo o recomendaciones que se le hacen al cliente. ¿Cómo decirle al cliente que todo está bien si eso significa no tener ganancias? ¿Lo han pensado así?

Las horas facturadas de un técnico son 48 horas a la semana (suponiendo que trabaja 8 horas diarias de lunes a sábado) que está en el taller, dependerá de sus capacidades técnicas y la capacidad del taller para mantenerlo con trabajo productivo lo que justificará su salario, no una decisión que lo pone en un dilema moral una y otra vez.

Si bien podríamos decir que la ética de las personas trabajadoras debe de ganar, la realidad es otra, pues todos queremos ganar más. La queja está en la mesa, pero ¿qué podemos hacer en contra de este abuso?

El trabajo del taller está integrado por las responsabilidades de todos los que ahí laboran, el técnico no es responsable del flujo de trabajo como tal. Él es un ejecutor.

El diagnóstico debe de ser cobrado como un servicio independiente, un flujo de diagnósticos debe de cubrir la cuota para mantener el salario de los técnicos en un nivel estable y cubriendo sus necesidades. Por otro lado, cada técnico tiene capacidades diferentes de ejecutar trabajos de mayor o menor complejidad técnica. Este flujo de trabajo direccionado debe de ser generado por los encargados de mercadotécnica, publicidad, etc.

Si tengo al mejor mecánico en ajustes de motor, pero lo único que logro atraer son afinaciones, nunca podré pagarle lo justo al técnico por sus capacidades, ya que no serían utilizadas y el negocio no sería rentable.

El enfoque de la estrategia de metas y recompensas está directamente ligado a la estrategia corporativa. Es necesario generar un flujo de trabajo constante para el taller dependiendo de su especialidad y mantener al personal aportando a un objetivo en común. Claro, para esto se requiere una buena estrategia que permita llevar al negocio a un punto de equilibrio y a partir de esto implementar una mejora continua.

Conclusión

Existen diversas opciones de metas y recompensas que pueden rendir mejores beneficios al personal, a la empresa y al cliente. Todo depende del nivel de madurez que se tenga o quiera desarrollar en conjunto con el personal. Ayudemos a dignificar la profesión del servicio automotriz y recordemos que un personal satisfecho con su empleo es más productivo, tendrá mayor permanencia en la empresa y aportará más a su crecimiento.

¿Qué tipo de estrategia de metas y recompensas aplicas en tu taller? ¿Te gustaría saber cómo mejorar este problema? ¡Contáctenos!.

Reevo

Las marcas en el taller de servicio automotriz

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Todos reconocemos miles de marcas al día, algunas representan cualidades particulares como calidad, servicios de prestigio, felicidad, cuidado al medio ambiente, estatus u otras que han reflejado a lo largo de los años y les han ayudado a posicionarse de forma positiva o negativa en nuestra mente.

Una marca es una identificación comercial primordial y/o el conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado. El taller como empresa, cuenta con una marca que lo identifica entre otros de la competencia, pero ¿qué pasa si la marca del taller es opacada por los productos que ofrecen?

En ocasiones los talleres se vuelven aliados comerciales de proveedores que les brindan algunos “beneficios” como pintura en la fachada del local, mantas, publicidad y activaciones de punto de venta, entre otras cosas las cuales parecieran no hacer ningún daño al taller. Si bien tener a un proveedor como aliado comercial para el taller tiene ventajas, debemos defender nuestro prestigio e independencia como profesionales evitando que la marca de los productos se posicione sobre la identidad del taller, ya que puede llegar a hacer que el taller solo se vea como un un distribuidor o punto de venta dejando de lado el valor agregado que buscamos desarrollar.

Las piezas que utilizan en diversos talleres pueden ser las mismas, sin embargo, lo que hace la diferencia es la identidad del taller, su huella digital que representa entre otras cosas:

  • Atención al cliente
  • Calidad de tu trabajo
  • Capacidad técnica
  • Profesionalismo
  • Servicio
  • Tiempo de respuesta
  • Entre otros.

Si bien una marca reconocida puede acercarse a tu negocio para querer posicionar su marca, existen ciertas restricciones que debes de considerar. Para las marcas, tu taller pasa a segundo término cuando únicamente buscan anunciarse en tu fachada y hacer de tu negocio un punto de distribución de sus productos. Esto no significa que no haya ventajas que podamos aprovechar, algunas de ellas son:

  • Artículos promocionales
  • Capacitación
  • Catálogos
  • Crédito
  • Información técnica
  • Mejores precios en la compra de insumos

Pero para sacar el máximo provecho de esto habrá que negociar un buen soporte manteniendo independencia y libertad para poder manejar otras marcas, las que el taller o el cliente prefiera ya que la recomendación de opciones es parte del valor agregado del taller.

El taller debe de buscar su propio posicionamiento y renombre ya que esto atraerá nuevos clientes y será referencia del negocio. No es lo mismo “El taller de la esquina que tiene anuncios de aceite” al taller de servicio automotriz “MonoBloc“.

Las alianzas con marcas de productos pueden ser benéficas para los talleres de servicio automotriz, ya sean boutiques, talleres mecánicos, de hojalatería y pintura u otros. Sin embargo, nunca debemos de permitir que la marca se posicione sobre el nombre del taller o los profesionales que en él trabajan. El renombre y reconocimiento del trabajo está en las manos de quienes ejecutan los servicios por lo que debemos defender ese reconocimiento y enaltecer la profesión evitando marcas ajenas en tarjetas de presentación, fachada u otros elementos de marketing.

¿Aún no tienes definida una identidad única para tu taller? ¿No tienes una marca registrada? ¿Estás en negociaciones con proveedores? ¡Contáctenos!.

Reevo

¿Cómo aprovechar los reportes de ventas de AMDA en la estrategia del taller?

¿Cómo aprovechar los reportes de AMDA en la estrategia del taller?

Siempre he debatido el punto de que un taller especializado tiene muchas mayores posibilidades de prosperar que un taller de “mecánica general”, esto debido a que, a lo largo de los años las marcas han desarrollado diferentes tecnologías que varían entre sí y es demasiado ambicioso querer abarcar todas en un mismo taller lo cual lleva a talleres que ejecutan tareas en las cuales no tienen gran experiencia, insatisfacción de los clientes y baja en el trabajo por malas recomendaciones. Por otro lado está el enfoque de talleres que tienen especialidad en marcas, sistemas en específico o incluso modelos, los cuales si tienen una buena estrategia de atracción de clientes pueden tener un flujo de trabajo estable, la satisfacción total de sus clientes y ser recomendados en el trabajo específico que desarrollan con mayor calidad.

Hace poco platicaba con el dueño de un taller acerca de cómo elegir precisamente una especialidad y saber que enfoque tomar a la hora de capacitar a su personal, comprar o renovar herramienta e invertir en información técnica. Ahí surgió precisamente el comentario de los reportes mensuales de AMDA como fuente de información por lo cual considero importante compartir lo que hace esta asociación y lo importante que es la información que genera para los talleres y refaccionarias.

logo_2

AMDA son las siglas de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores que es una asociación encargada de regular el funcionamiento de las agencias del país, placas de traslado, algunas certificaciones, entre otras cosas. Dentro de la información que genera existen los reportes mensuales de ventas de vehículos ligeros y pesados los cuales son de gran importancia y a continuación les explico por qué.

Un vehículo automotor, en específico un automóvil particular, tiene una garantía de tiempo limitado de 2 a 3 años dentro de los cuales el dueño está obligado a llevarlo al taller de su distribuidor para cualquier servicio para conservarla, sin embargo, después de dos años, el propietario del vehículo empieza a buscar alternativas más económicas para dar servicio a su vehículo y aquí es donde esta información se vuelve relevante.

Verificando el histórico de esta información podemos conocer que vehículos fueron los más vendidos dos años antes y cuales estarán requiriendo servicios fuera de la agencia en fechas próximas, esta información nos ayudará a elegir capacitaciones, invertir en manuales e identificar refacciones para tener a la mano en caso de contar con una refaccionaria.

continua_crecimiento_en_venta_de_autos_amia_y_amda_revista_auto_motores_informa-

Por último es importante estar al tanto de la información durante estos 2 – 3 años ya que cada vehículo tiene su talón de Aquiles y podemos identificar cuáles son los mantenimientos o reparaciones más significativas por modelo. Ya sea un modelo en específico con un problema declarado de suspensión u otro con uno de dirección podemos prepararnos con suficiente anticipación para atender las necesidades del mercado de servicio.

Consulta la información en www.amda.mx y define una estrategia a mediano plazo para tu taller. ¡Contáctenos!

Reevo

Rombo NFPA 704

Dentro de un taller se manejan muchos productos peligrosos y el saber interpretar los riesgos a los que se expone el personal es responsabilidad de todos. Por eso, parte importante de tener un taller es saber interpretar el rombo NFPA 704 que por norma debe de estar visible en todos los productos que tienen algún riesgo relacionado.

ROMBO_DE_SEG_NFPA_704

Azul / Salud

    • 4. Elemento que, con una muy corta exposición, pueden causar la muerte o un daño permanente, incluso en caso de atención médica inmediata. Por ejemplo, el cianuro de hidrógeno.
    • 3. Materiales que bajo corta exposición pueden causar daños temporales o permanentes, aunque se preste atención médica, como el hidróxido de potasio.
    • 2. Materiales bajo cuya exposición intensa o continua puede sufrirse incapacidad temporal o posibles daños permanentes a menos que se dé tratamiento médico rápido, como el cloroformo o la cafeína.
    • 1. Materiales que causan irritación, pero solo daños residuales menores aún en ausencia de tratamiento médico. Un ejemplo es la glicerina.
  • 0. Materiales bajo cuya exposición en condiciones de incendio no existe otro peligro que el del material combustible ordinario, como el cloruro de sodio.

Rojo/Inflamabilidad

    • 4. Materiales que se vaporizan rápido o completamente a la temperatura a presión atmosférica ambiental, o que se dispersan y se quemen fácilmente en el aire, como el propano. Tienen un punto de inflamabilidad por debajo de 23°C (73°F).
    • 3. Líquidos y sólidos que pueden encenderse en casi todas las condiciones de temperatura ambiental, como la gasolina. Tienen un punto de inflamabilidad entre 24°C (73°F) y 37°C (100°F).
    • 2. Materiales que deben calentarse moderadamente o exponerse a temperaturas altas antes de que ocurra la ignición, como el petrodiésel. Su punto de inflamabilidad oscila entre 38°C (100°F) y 92°C (200°F).
    • 1. Materiales que deben precalentarse antes de que ocurra la ignición, cuyo punto de inflamabilidad es superior a 93°C (200°F).
  • 0. Materiales que no se queman, como el agua. Expuesto a una temperatura de 815° C (1.500ºF) por más de 5 minutos.

 Amarillo/Inestabilidad/reactividad

  • 4. Fácilmente capaz de detonar o descomponerse explosivamente en condiciones de temperatura y presión normales (e.g., nitroglicerina, RDX)
  • 3. Capaz de detonar o descomponerse explosivamente pero requiere una fuente de ignición, debe ser calentado bajo confinamiento antes de la ignición, reacciona explosivamente con agua o detonará si recibe una descarga eléctrica fuerte (e.g., flúor).
  • 2. Experimenta cambio químico violento en condiciones de temperatura y presión elevadas, reacciona violentamente con agua o puede formar mezclas explosivas con agua (e.g., fósforo, compuestos del potasio, compuestos del sodio).
  • 1. Normalmente estable, pero puede llegar a ser inestable en condiciones de temperatura y presión elevadas (e.g., acetileno (etino)).
  • 0. Normalmente estable, incluso bajo exposición al fuego y no es reactivo con agua (e.g., helio).

Blanco/hueso

El espacio blanco puede contener los siguientes símbolos:

    • ‘W’ – reacciona con agua de manera inusual o peligrosa, como el cianuro de sodio o el sodio.
    • ‘OX’ o ‘OXY’ – oxidante, como el perclorato de potasio o agua oxigenada.
    • ‘SA’ – gas asfixiante simple, limitado para los gases: nitrógeno, helio, neón, argón, kriptón y xenón.
    • ‘COR’ o ‘CORR’ – corrosivo: ácido o base fuerte, como el ácido sulfúrico o el hidróxido de potasio. Específicamente, con las letras ‘ACID’ se puede indicar “ácido” y con ‘ALK’, “base”.
    • ‘BIO’ o – riesgo biológico, por ejemplo, un virus.
    • ‘RAD’ o – el material es radioactivo, como el plutonio.
    • ‘CRYO’ o ‘CYL’ – criogénico, como el nitrógeno líquido.
  • ‘POI’ – producto venenoso, por ejemplo, el arsénico

Los símbolos: ‘W’, ‘OX’ y ‘SA’ se reconocen oficialmente por la norma NFPA 704, pero se usan ocasionalmente símbolos con significados obvios como los señalados.

Algunos de los productos que tienen riesgos dentro del taller son:

  • Thinner
  • Gasolina
  • Aceite
  • Gases de refrigeración del aire acondicionado
  • Anticongelante
  • Líquido para frenos
  • Entre otros.

Ejemplo de rombo de anticongelante

Anticongelante Bardhal

Todos estos productos cuentan con sus fichas de datos de seguridad las cuales tienen que estar disponibles de manera impresa en el taller para poder atender inmediatamente cualquier emergencia.

Cada uno de estos riesgos puede ser reducido utilizando el los procedimientos, la herramienta o el equipo de protección adecuado.

Cuídate y cuida a los que trabajan en el taller, infórmate. ¡Contáctenos!.

Reevo

loading