fbpx

Servicio de frenos

Servicio de frenos

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Los servicios de frenos son de los más recurrentes en el taller debido a que es de los sistemas más expuestos, pudiendo presentar desperfectos que se originan en su operación o una duración muy variada de los elementos de fricción, dependiendo del vehículo, del estilo de conducción y del uso, pudiendo durar entre 15,000 y 80,000 km.

Normalmente su inspección se lleva a cabo junto con inspecciones rutinarias durante otras tareas que implican el desmontaje de las ruedas (alineación, balanceo, rotación de ruedas, entre otras) o de manera específica en los vehículos más modernos cuando un indicador eléctrico de desgaste se enciende cuando el material de fricción se encuentra por debajo de un grosor determinado. Sin embargo, los clientes pueden ingresar el vehículo al taller por problemas específicos como ruido, demasiada distancia de frenado, indicadores en el tablero u otros que no necesariamente indican el final de la vida útil de los elementos.

Para estos casos es necesario verificar todos los componentes a fin de identificar aquél que esté causando el problema y diera indicios de otros síntomas de daño en el sistema.

Para asegurar un servicio de frenos efectivo es necesario seguir los siguientes pasos:

  • DESMONTAR las ruedas para identificar los componentes del sistema de frenos.
  • LIMPIAR los elementos con limpiador para frenos.
  • VERIFICAR un armado correcto.
  • COMPROBAR el nivel y limpieza del líquido de frenos.
  • COMPROBAR si hay fugas en el cilindro maestro o tuberías.
  • REMPLAZAR cualquier manguera agrietada, hinchada o con fugas.
  • INSPECCIONAR el rotor en busca de desviación lateral, paralelismo y especificación de espesor mínimo.
  • COMPARAR con las especificaciones del fabricante para tambores y discos. SI no cumplen con las especificaciones, reemplácelos.
  • ASENTAR los elementos de fricción con una lija de grano 120 a 150 para alisar las superficies en contacto.
  • LIMPIAR los elementos con limpiador para frenos.
  • ARMAR nuevamente los componentes.
  • VERIFICAR un ajuste adecuado del rodamiento de la rueda y el torque de la tuerca de la rueda.
  • EXAMINAR y ajustar el freno de estacionamiento.
  • RESOLVER cualquier código de falla del sistema ABS.
  • PURGAR todas las líneas.

La acumulación de óxido, así como la falta de limpieza y lubricación adecuada de los componentes durante el servicio de frenos ha demostrado ser una de las principales causas del ruido de los frenos, el desgaste prematuro y una distancia mayor de frenado. Para evitar esto se recomienda una limpieza y lubricación meticulosas de todos los soportes y puntos de montaje. Esto permitirá el movimiento adecuado de los componentes para garantizar el máximo rendimiento de los frenos y la satisfacción del cliente.

Si es necesario remplazar cualquier componente recomendamos:

  • DESARMAR todos los componentes del sistema de frenos.
  • USAR un cepillo de alambre o chorro de arena / perla para eliminar el óxido de los soportes / guías de la pinza.
  • REMPLAZAR el hardware de fijación (Clavos, resortes, etc.).
  • LAVAR discos o tambores (incluso los nuevos) con jabón, agua caliente y un cepillo de limpieza para eliminar los aceites y las partículas finas para evitar ruidos y maximizar el frenado.
  • LUBRICAR los puntos de contacto “Metal con metal” (soportes entre guías / guías y almohadillas) con lubricante de alta temperatura de bisulfuro de molibdeno, comúnmente llamado “Moly Lube”.
  • LUBRICAR los puntos de fricción de “Metal a caucho” (pasadores de guía a las botas) con lubricante de silicona de alta temperatura o lubricante de Moly aprobado.
  • LUBRICAR la almohadilla al área de contacto del pistón de cualquier almohadilla que tenga una cuña incorporada (almohadilla de disco interna).

PRECAUCIÓN

NO lubrique ni aplique ningún compuesto en las placas de soporte de pastillas con tratamientos anti ruido de fábrica.

  • UTILIZAR pastillas de freno de calidad superior.
  • UTILIZAR rotores de calidad superior.

Pruebe el vehículo en ruta y realice el procedimiento de rodaje (pulido) para asentar los elementos de fricción:

REALIZAR aproximadamente 20 “Paradas completas” desde 50 km/h o 20 “Reducciones de velocidad lentas” desde 80 km/h hasta 30 km/h con una presión de ligera a moderada en el pedal.

PRECAUCIÓN

Permita que los frenos se enfríen 30 segundos entre frenadas.

Explique a los clientes el procedimiento para continuar con el pulido evitando el frenado agresivo durante los próximos días.

Los servicios de frenos pueden ser el punto de partida para una relación prolongada con el cliente. No deje ir la oportunidad de brindar soluciones que lo diferencien de la competencia.

En Reevo nos ocupamos de integrar estas buenas prácticas en los procesos de servicio de su taller de manera que sean parte de cada servicio que ofrezca a sus clientes. Permítanos ayudarle a mejorar la rentabilidad de su taller a través de la satisfacción del cliente. ¡Contáctenos!.

Diversificación del taller

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

En las empresas de servicio automotriz estamos continuamente buscando nuevas formas de satisfacer las necesidades de los clientes, y una de ellas es encontrar todas las soluciones que requieren en un mismo lugar.

Si bien, es común que cuando el negocio empieza, se tercericen trabajos para los cuales no estamos capacitados o no contamos con el equipo adecuado, esto hace que se pierda el control sobre el servicio y se deje de ganar dinero. Conforme avanzamos se presenta la oportunidad de diversificar el negocio, pero ¿realmente es una buena idea? Veamos que debemos considerar.

Diversificar los servicios no es tomar reparaciones conforme vayan llegando, comprar equipo y herramienta para darles solución y agregarlos a los servicios ofrecidos una vez que se ha realizado uno.

La diversificación debe ser un proceso de crecimiento planeado, basado en las necesidades del cliente, competencias del personal, equipo y herramienta del taller, así como las instalaciones.

Lo primero que hay que conocer son los números. Conocer la capacidad de tu taller (instalada y operativa), permitirá saber si el negocio puede tener más servicios o esta nueva variedad solo se convertirá en un cuello de botella que perjudicará al negocio. Algunas preguntas que podrías plantear son:

  • ¿Mi negocio está generando lo que debe con los recursos actuales?
  • ¿Cuántos clientes recibo que solicitan los servicios que estoy pensando ofrecer?
  • ¿Cuánto se requiere de inversión y en cuánto tiempo lo recuperaré?

En segundo lugar, debemos conocer el mercado en el cual nos desenvolvemos y validar la necesidad de los clientes. En ocasiones, nos apresuramos al apostar por nuevos servicios basados en suposiciones, sin identificar las necesidades reales de los clientes. Algunas preguntas que podrías plantear son:

  • ¿Qué servicios requieren los clientes actuales?
  • ¿Cuáles están en sus posibilidades y estarían dispuestos a pagar?
  • ¿Ya cubren esta necesidad con alguien más?
  • ¿Estarían dispuestos a cambiar si nosotros lo ofreciéramos?
  • ¿La calidad y precio que ofreceríamos es la que se ajusta a sus necesidades?

Por último, una mirada hacia adentro nos dará la información necesaria para tomar una decisión acertada. Algunas preguntas que podrías plantear son:

  • ¿Qué equipo y herramientas se requieren?
  • ¿Cuáles de esas herramientas ya están en el taller?
  • ¿El personal está capacitado para hacer estas tareas?
  • ¿Debo desarrollar al personal antes de invertir?
  • ¿Puedo cubrir un nuevo puesto para atender el nuevo servicio?

Una empresa de servicio automotriz puede brindar tantos productos y servicios como requiera el dueño del vehículo, al final, esté buscará resolverlas en el mismo negocio o con otro. Sin embargo, debemos analizar si realmente es un negocio rentable, ya que podemos satisfacer las necesidades de un mercado muy pequeño a un alto costo.

En Reevo generamos información de su negocio y desarrollamos estrategias que nos permitirán diversificarlo de manera sostenible. Contáctenos.

Reevo

loading