fbpx

3 motivos por los cuales su negocio no avanza

3 motivos por los cuales su negocio no avanza

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Una objeción muy común cuando ofrecemos servicios de consultoría es: “así estoy bien, así lo he hecho 20 años y como ves me va bien”. Si bien es cierto, siempre preguntamos ¿cuánto tiempo tiene que no mejora? a lo que normalmente, después de poner una cara de sorpresa y pensar un poco, responden un lapso mayor a un año.

Todos los negocios, sin duda, se deben a la capacidad de sus fundadores, es una realidad que ellos los han sacado adelante y llevado hasta donde están. Sin embargo, muchos de ellos alcanzaron su estado actual en los primeros años, después, solo se han mantenido en operación, lo que tiene mérito, pero el negocio que lleva 20 años en la misma esquina no es un negocio ganador, es un negocio que, si bien sobrevive, está estancado. Esto se debe a que las habilidades que tuvieron sus fundadores sirvieron para aprovechar los recursos que tenían en la situación en la que estaban, pero ya no son suficientes para llevarlos más lejos.

¿Por qué los negocios se estancan?

El principal motivo de que un negocio deje de avanzar es porque el dueño quiere seguir haciendo exactamente lo mismo que lo llevó a lograr su estado actual y no ve lo que el negocio requiere en una nueva etapa, debido a que las circunstancias, equipo de trabajo e incluso los clientes ya no son iguales.

En un comienzo, el emprendedor optimiza al máximo, tiene un buen balance calidad – precio debido a sus bajos costos, trabaja más horas de las que trabajaría cualquier empleado, atiende de forma personalizada a los clientes, gana recomendaciones de boca a boca y todo funciona.

Después, el negocio tiene demasiado trabajo, el dueño empieza a contratar personal, hay nóminas que cubrir, se requiere más equipo y herramienta, el espacio no alcanza y hay que pagar renta, se tiene que hacer trabajo administrativo o contratar a alguien que lo haga, llegan nuevos vehículos y el personal no tiene capacitación, información técnica o herramientas necesarias y nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que se tiene que hacer.

Todos los costos adicionales hacen ver que la recomendación boca a boca no atrae suficientes clientes, el dueño no sabe hacer la parte administrativa o dirigir un equipo de trabajo, ya que siempre ha trabajado solo, los trabajadores no están capacitados en el trato al cliente o en el uso de nuevas tecnologías, otros no tienen el compromiso de trabajar o capacitarse más horas y todo empieza a salirse de control debido a que el negocio requiere una nueva forma de pensar y administrarse para seguir superando los nuevos retos. De no hacerlo, todas las nuevas oportunidades pasarán hasta que el negocio se vuelva obsoleto en todos los aspectos, es así como muchos talleres se convierten en un autoempleo o se quedan estancados porque no logran superar esta evolución en su estrategia.

“No se maneja igual un puesto en el tianguis que un supermercado” y si el dueño no está dispuesto a evolucionar, no podrá crecer.

Solución: deje de pensar como lo estuvo haciendo antes e investigue cómo lo requiere hacer ahora, el negocio requiere nuevas estrategias de recursos humanos, contabilidad, legal, marketing y ventas. Lo que hicieron en un principio sirvió, pero ya no es suficiente.

La segunda causa de que un negocio no avance es no saber delegar

“Si su taller tiene más de 5 personas y usted sigue siendo el técnico más capaz, está haciendo algo muy mal”

Un negocio crece en la medida en que administra más recursos, y si el dueño no aprende a delegar, el límite siempre será su propia capacidad. Entre más grande es el negocio, será necesario un administrador más competente y el dueño tendrá que elegir entre convertirse en un verdadero gerente o ser técnico, teniendo que contratar a alguien que esté capacitado para uno u otro puesto, y aceptar que, a pesar de ser su negocio, una de las dos funciones ya no será su área de especialidad.

Por otro lado, delegar responsabilidades va más allá de mandar a hacer algo y responsabilizar a la persona a cargo. Interviene una correcta contratación, capacitación y seguimiento para que realmente la persona encargada pueda llegar a replicar la estrategia del fundador.

Sin embargo, en muchas ocasiones vemos que contratan personal, pero no le dan todo lo necesario para hacer su trabajo, tal es el caso del escáner que solo puede agarrar el dueño o el administrador al que se le niega la información de dinero porque son datos que solo ve el dueño, pero el dueño nunca tiene tiempo de revisarlos en conjunto porque está supervisando las áreas que a él más le gustan.

Solución: contrate personas capaces de hacer lo que usted hace, capacítelas, deles seguimiento y déjelas trabajar.

La tercera causa, la debilidad de carácter

Una persona con carácter no es aquella que grita y hace berrinche corriendo a todos, sino alguien que toma una posición que sabe es benéfica para la empresa y le da seguimiento para cumplir con los objetivos a pesar de las adversidades.

En muchas ocasiones, las personas que dirigen el negocio carecen de esta cualidad y si bien, impulsan muchas iniciativas de mejora, la mayoría terminan cediendo ante la comodidad de los trabajadores que expresan sus quejas a manera de malestar e influyen en sus decisiones. Argumentos como “si estábamos bien”, “es mucho trabajo”, “es que es más difícil”, “o hago una cosa u otra” toman parte en este sentido.

Solución: Analice sus decisiones y manténgase firme hasta cumplir los objetivos. Siempre va a haber quejas, pero la mejora requiere trabajo y lo nuevo mayor esfuerzo, si no tiene un equipo al cual le pueda exigir más, no avanzará.

Un negocio debe mantenerse en crecimiento, sin embargo, las 3 razones mencionadas son las que frecuentemente evitan que esto suceda, haciendo que los dueños caigan en una zona de confort, vean imposible más de una unidad de negocio y simplemente renuncien a esta posibilidad.

Los servicios de consultoría no vienen a poner en duda lo que se ha hecho, sino a complementar lo que se ha logrado, partiendo de la base que se tiene y llevando al taller a evolucionar para lograr los resultados que aun no se han tenido.

ENCUESTA
¿Considera que su negocio no avanza por alguna de las 3 razones mencionadas en el artículo? Participe AQUÍ.

En Reevo hacemos el diseño e implementación de mejoras para su negocio dando seguimiento a los líderes para que se mantengan firmes y logren sus objetivos. Contáctenos.Reevo

Reevo

¿Por qué la mejora de su taller necesita un líder?

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

La implementación de mejoras es un proyecto que tiene grandes retos por delante, independientemente de los procesos, he notado que cada estrategia exitosa tiene un líder del proyecto claramente definido que asume la responsabilidad de garantizar que todos los involucrados estén comprometidos y detrás del éxito del proyecto.

Un líder reduce en gran medida la probabilidad de fracaso de un proyecto de implementación de mejoras ya que está en primera línea y en comunicación directa con todo el equipo en todo momento; en esencia, es el guardián del proyecto. Su pasión debe ser contagiosa, porque a menudo, las tareas no se pueden completar trabajando solo. Un líder debe inspirar, reunir, alentar y motivar al equipo para completar con éxito el proyecto.

En ocasiones, los dueños del negocio quieren ser quienes dirijan el cambio, sin embargo, a pesar de decir que están comprometidos, no están dispuestos a hacer el duro trabajo que esto implica. ¿Estás dispuesto a cumplir este rol?

Responsabilidades del líder

Identificar los objetivos estratégicos

El líder debe comprender completamente todas las complejidades del proyecto para que pueda transmitir fácilmente el “porqué” a los demás. También debería poder responder a la pregunta “¿Qué hay para mí?”, para cada miembro del equipo involucrado.

Transmitir la visión

El líder debe trabajar con el equipo para garantizar que la visión del proyecto sea comunicada con éxito. Debe ser capaz de guiar al grupo hacia un objetivo común. Transmitir en qué consiste el éxito del proyecto y asegurarse de que todos los miembros del equipo comparten la misma visión, ayudará a aumentar la eficiencia del proyecto.

Implementar mejores prácticas

El cambio es difícil. El líder necesita saber exactamente en qué consisten las mejores prácticas y siempre debe estar presionando hacia estas. Si se implementan prácticas incorrectas, se vuelve casi imposible iniciar nuevamente los cambios en un corto plazo.

Identificar y eliminar obstáculos

El líder debe identificar y eliminar los obstáculos que puedan amenazar la viabilidad del proyecto dentro del taller. Conocer los obstáculos que se prevén y ser proactivos en la generación de soluciones para cuando surjan, puede ser extremadamente valioso y aumentará la probabilidad del éxito de la implementación.

Priorizar las fases del proyecto

Los proyectos consumen tiempo, dinero y energía. Una de las cualidades más importantes de un líder es entender dónde estará la mayor ganancia de su inversión y priorizarla.

Comunicar avances y actualizaciones

La comunicación juega un papel vital en el éxito de un proyecto de implementación. Mantener a los interesados ​​bien informados permitirá que la implementación de las mejoras progrese mucho más eficientemente.

Asignar recursos

No hay nada más perjudicial para un proyecto que tener la voluntad y las ganas, pero sin recursos. Estos recursos generalmente están relacionados con el tiempo, el dinero o la energía. Si no son cuidadosamente planificados, analizados y asignados, el proyecto de implementación encontrará una muerte prematura.

Rasgos de un líder exitoso

No cualquiera puede ser un líder eficiente, para serlo es necesario contar con ciertos rasgos entre los que se incluyen los siguientes:

Comprensión de la importancia de los procesos y estrategias de negocio

La implementación de una mejora de procesos es un proyecto que requiere grandes esfuerzos, sin embargo, no es un trabajo que termine definitivamente ya que siempre habrá algo que mejorar posteriormente a la implementación. Debido a esto, se requiere que un líder sea lo suficientemente apasionado como para mantener funcionando lo implementado y mejorarlo continuamente.

Excelente comunicación

Ser capaz de establecer una buena comunicación con todo el personal del taller es una habilidad difícil de aprender. Un líder debe comprender las necesidades y deseos de cada equipo de trabajo, así como también tener la capacidad de hablar con cada uno en términos de lo que es importante para ellos.

Organizado

Un líder debe ser capaz de hacer funcionar diversas actividades a la vez dentro del taller, asegurándose de que la eficiencia se mantenga alta y minimizando los desperdicios.

Motivador

Obtener el compromiso e involucramiento de los demás es uno de los principales contribuyentes al éxito de la implementación. Saber cómo motivar eficazmente a los miembros del equipo administrativo y técnico es un papel fundamental de un líder.

Negociador

Como con la mayoría de las cosas en la vida, siempre hay que negociar. Ser capaz de entender las pérdidas y ganancias y negociar el mejor resultado posible para el taller puede ser un rasgo valioso para un líder.

Solución de problemas

Habrá muchos obstáculos en el camino hacia el éxito. Poseer la habilidad y el ingenio para sortear estos obstáculos es raro porque con frecuencia los obstáculos son de amplio alcance. Pueden variar desde problemas técnicos y financieros hasta culturales o personales.

Grandes iniciativas que, con todos los recursos adecuados, fallan porque no hubo un líder. Alguien pudo haber ocupado el cargo, pero no fue un verdadero líder. Estas personas fueron contratadas para hacer un trabajo que tenía ciertas tareas. A pesar de que realizaron con éxito esas tareas, al final el proyecto terminó en un fracaso.

Por otro lado, iniciativas insuficientemente financiadas y con escasez de personal han tenido éxito porque había un líder adecuado. ¿Qué tienen de especial estas personas que pueden influir en los talleres llevándolos literalmente de un extremo a otro? Lo que poseen es una receta secreta y aunque no conozco todos los ingredientes, sé que uno de los más importantes es la pasión. Usted puede saber si tiene un líder con solo sostener una conversación con estas personas. Puede verlo cuando describe sus funciones en el taller. Puede observar la forma en que se comporta durante sus actividades cotidianas. ¡Se vuelve contagioso! Así es como sabe si tiene un verdadero líder para su proyecto.

La mayoría de las veces, el proyecto se implementará casi sin problemas, sin embargo, los problemas salen con el tiempo. Si nadie en el taller se hace propietario y responsable de mantener las mejoras, la probabilidad de mantener el éxito disminuirá con el tiempo.

Un líder no se hace solo de la noche a la mañana, sin embargo, la solución en estos casos es contratar a un líder o seleccionar uno interno apoyándose del conocimiento y experiencia de un consultor para la implementación de procesos ya que poseen una gran cantidad de conocimientos, pasión y tienen muchas de las claves para despejar el camino hacia una implementación exitosa. Estas personas se insertan en la etapa inicial de la implementación, viven el día a día del taller, se convierten en parte de la cultura y la fuerza de trabajo  para aumentar la probabilidad de éxito hasta el punto en que casi se puede garantizar.

ENCUESTA
¿Considera que cumple con todos los criterios para dirigir una implementación de mejoras? Participe AQUÍ

En Reevo les damos soporte a los líderes de talleres de servicio automotriz que buscan mejorar con iniciativas de implementación y mejora de procesos, protocolos y sistemas de calidad para incrementar la satisfacción del cliente. ¡Contáctenos!.

Reevo

Tu empresa no necesita súper héroes

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Admirar a los superhéroes es algo que en algún momento todos hemos hecho, sin embargo, en un negocio, no es algo que queramos tener, y es que, a la larga, todos los super héroes se vuelven villanos.

Dentro de los servicios de consultoría, frecuentemente encontramos empresas con super héroes, personas que salvan el día a día del negocio. Estas personas comúnmente son algún trabajador que, si bien hace que las cosas funcionen, evita que el negocio se desarrolle y sea autosuficiente.

¿Cuántas veces los hemos visto, los hemos admirado e incluso recompensado por su gran trabajo?

Las personas que asumen este rol son altamente capaces y en ocasiones se inquietan porque las cosas no funcionan como deberían, empiezan a resolver problemas que no son parte de su trabajo, y si bien, identifican áreas de oportunidad prefieren resolverlas ellas mismas. Estas personas son apreciadas por los dueños del negocio, en ocasiones son puestas como ejemplo y son recompensadas con incentivos económicos o flexibilidad en algunas reglas, y es por eso por lo que, se convierten en un riesgo potencial que podría hacer más daño del que imaginan.

“Si todo funciona ¿cuál es el problema?”

Que una persona resuelva los problemas que se presentan ocasionalmente ayuda al negocio, pero es algo que puede salirse de control si no se maneja de manera adecuada, ya que podemos hacerlo dependiente de ella, de sus capacidades y disponibilidad, haciéndolo vulnerable cuando no están. Esta misma dependencia puede acrecentar su ego y frecuentemente genera que empiecen a tomar decisiones que no les corresponden, que exijan mayores incentivos por su trabajo y ya no estén dispuestas a enseñar a otros compañeros por buscar beneficios particulares. Cuando esto pasa, comúnmente empiezan a hablar de sí mismas como una persona ajena al equipo. Algunas frases que utilizan son:

Yo hice…
Yo resolví…
Ellos no saben…
No pudieron…

Además de esto, una persona que soluciona frecuentemente problemas que no son su responsabilidad, genera puestos ociosos, personas que dejan de esforzarse por cumplir o aprender, ya que han visto que alguien más puede hacer su trabajo.

¿Qué podemos hacer?

Es importante detectar a las personas que están haciendo el papel de superhéroe, establecer los límites de sus responsabilidades y enfocar sus intenciones de crecer, de manera que cumplan con su trabajo y puedan colaborar en el verdadero desarrollo de la empresa. Las personas que cumplen este perfil deben entender que el trabajo en equipo es importante para el negocio. Se les debe de integrar en un plan de capacitación que les permita aprender a trabajar en equipo, desarrolle su liderazgo y habilidades para delegar. De esta manera podrán aportar y ascender, generando beneficios reales, ya que las personas que trabajan con ellos estarán en posibilidad de cubrir sus funciones haciendo más ligera la carga de trabajo y rindiendo beneficios al negocio.

En Reevo analizamos a los equipos de trabajo, identificamos sus áreas de oportunidad y desarrollamos personal que aporte al negocio de forma sostenible. Contáctenos.

Reevo

loading