fbpx

Lean en el taller de servicio automotriz

Lean en el taller de servicio automotriz

Lean manufacturing es una filosofía de trabajo desarrollada por empresas japonesas que después de la guerra se vieron en la necesidad de optimizar los recursos al máximo para salir adelante. El resultado, 32 herramientas que nosotros como empresa de consultoría automotriz adaptamos e implementamos en su taller. En este artículo veremos el enfoque general de estas herramientas y cómo apoyan en la mejora de su negocio.

¿De qué manera práctica puedo dar valor a mi taller?

Es una pregunta que quizá muy pocas personas se hagan, ya que en realidad cuando las cosas marchan bien o tenemos un proceso “dominado” nos preguntamos pocas veces ¿cómo llevar lo que hago al siguiente nivel?, y esto al menos para mí es una parte importante para desplegar el siguiente tema.

Mucho hay sobre las prácticas Lean, pero leer Lean muchas veces es algo impactante o algo que creemos sólo tiene que ver con prácticas de manufactura o industria, ya que en su estructura básica se implementa ahí.

¿Qué es Lean?

Las herramientas lean (en inglés, “ágil”, “esbelto” o “sin grasa”) buscan mantener una operación lo más eficiente posible integrando procesos que estandaricen la forma en que se trabaja, herramientas que minimicen y hagan evidentes los errores, metodologías que eviten los desperdicios y mantengan la mejora continua, todo esto enfocado en generar valor. Si bien puede sonar sencillo, la industria ha ido perfeccionando esta metodología hasta la actualidad, lo cual, ha generado diferentes herramientas que han evolucionado a lo largo del tiempo y tienen una aplicación que debe adaptarse según en donde se use, el cual, es el mayor reto que presenta una implementación.

Herramientas Lean

Existen diversas herramientas dentro de la filosofía Lean y cada una de ellas tiene una aplicación diferente. Algunas que podemos mencionar rápidamente son:

Pero ¿Cómo utilizo estos principios en mi taller?

Dentro del taller existen áreas de mejora que pueden parecer imperceptibles a simple vista, sin embargo, una visión fresca puede evidenciar que hay puntos de fuga que hacen que el taller, si bien funciona, no esté dando el máximo rendimiento.

Utilizar herramientas Lean se traduce en reducir stock, eliminar el almacenamiento, eliminar retrabajos, reducir los tiempos de servicio, eliminar tiempos muertos, brindar un servicio en tiempo establecido y buscar la satisfacción del cliente, cosas que pueden darnos beneficios en el taller haciendo nuestros procesos eficaces y eficientes.

Mediante el uso de estas herramientas podemos optimizar los recursos y sacar el mayor provecho de la situación actual antes de buscar otras opciones, ya que en muchas ocasiones se piensa que mejorar el taller requiere de grandes inversiones, sin embargo, hay formas de mejorar escalonadamente iniciando con una estrategia interna, identificando las desviaciones e implementando mejores prácticas en los procesos. De esta manera, se pueden generar ganancias que financiarán al negocio para alcanzar el siguiente escalón.

ENCUESTA
¿Ha oído de como lean manufacturing se puede aplicar en su taller? Participe AQUÍ

En Reevo contamos con servicios para mejorar la operación de su taller implementando las 32 herramientas Lean de Toyota, entre otras que complementan la experiencia de su negocio con la de nuestros consultores. Contáctenos.

Reevo

Estrategia para tu empresa automotriz

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

La estrategia de nuestra empresa es el mapa que nos indica en dónde estamos y cómo llegar a donde queremos ir. Como en cualquier viaje, debemos saber el destino, tipo de vehículo que usaremos, en qué condiciones se encuentra, rutas y condiciones del camino para poder llegar, en caso contrario, podemos terminar perdidos en algún lugar. ¿Lo habías pensado así?

Establecer el rumbo de una empresa es una de las tareas más retadoras que existen dentro de un negocio, debido a que es necesario definir la identidad de la empresa, la filosofía que sigue, lo que quiere alcanzar y hacer un análisis detallado de lo que tenemos que hacer para lograrlo. Si bien no es tarea sencilla, dedicar tiempo al desarrollo de la estrategia hará que la ejecución presente menor cantidad de contratiempos y tenga mayor probabilidad de éxito.

El primer paso para hacer una estrategia es definir ¿qué tipo de empresa somos? y ¿en qué condiciones nos encontramos? En nuestra analogía del viaje sería como preguntarnos si vamos ¿caminando, en transporte público o en auto particular? ¿qué tipo de vehículo es? ¿usa diésel, gas o gasolina? Esto lo podemos definir a través de la misión, política, valores, tipo de clientes, productos y servicios de nuestra empresa.

Por otro lado, debemos saber en qué condiciones estamos. Y esta es la parte más retadora de todas, ya que requerimos información real y al momento acerca de la empresa y su entorno. Hasta el momento sabemos qué tipo de empresa tenemos (en qué auto vamos), pero no sabemos en qué condiciones se encuentra o con qué recursos contamos, ¿cuánto combustible tiene? ¿cuál es su rendimiento? ¿requiere mantenimiento? ¿le falla algo? ¿cuánto dinero tenemos para repararlo o para gasolina? Algunas herramientas que nos ayudarán son un análisis FODA (nos ayuda a identificar fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del negocio), Matriz BCG (nos ayuda a clasificar nuestros productos y servicios para identificar como aportan al negocio) y Análisis de Pareto (nos ayuda a identificar cuáles productos y servicios son los que más se venden).

En segundo lugar, debemos definir ¿a dónde vamos? y ¿cuándo queremos estar ahí? Imaginemos que pedimos un transporte, llega el chofer y nos pregunta a dónde vamos ¿qué pasa si no sabemos a dónde ir? (imaginen la cara del chofer y del personal de la empresa). ¿Y si solo respondiéramos “a la ciudad de México”? Probablemente esta información nos sirva si estamos a una distancia considerable (en Guadalajara), sin embargo, conforme nos vamos acercando debemos definir a qué lugar en específico, para saber qué ruta es la que debemos tomar. En este caso, la visión (¿dónde queremos estar? ¿en cuánto tiempo?) es la que nos ayudará a saberlo, y entre más específica sea, podremos saber con mayor certeza qué camino tomar e informar al equipo de trabajo para que entiendan a dónde vamos y aporten para llegar ahí.

Posterior a esto, requerimos saber las condiciones generales del viaje. ¿Hay carreteras nuevas en construcción? ¿casetas de cobro? ¿gasolineras en el camino? Un análisis PESTEL (Político, económico, social, tecnológico, ecológico y legal) es aquél que nos informará de situaciones que no cambiarán en un corto plazo.

Ahora sí, contando con toda esta información podemos hacer una estrategia en la cual debemos elegir si haremos mantenimiento al vehículo antes de salir, cuántas veces nos detendremos, en qué tramos podemos pagar autopista, entre otras consideraciones que involucran priorizar proyectos, asignar presupuestos, calendarizar tiempos y objetivos SMART (específico, medible, alcanzable, realista y conforme a un tiempo definido), lo cual, podemos hacer a través de un BSC (balanced scorecard) y un diagrama de Gantt.

Como en todo viaje, la ejecución de una estrategia no ocurre sin contratiempos. Como la empresa es un organismo vivo en un entorno económico cambiante, requiere alimentarse de la información que la empresa genere y actualizarse al menos una vez al año. Debemos estar atentos a las condiciones del vehículo como la velocidad, la temperatura del motor, la cantidad de combustible en el tanque, así como a las condiciones del camino como las zonas en reparación y los choques en la carretera para poder ajustar la ruta conforme con esta información. Para esto nos servirán las métricas e indicadores de desempeño (KPI´s) además de mantenernos informados de lo que acontece en el medio para ajustar la ruta.

Desarrollar una estrategia nos ayudará a dirigir nuestra empresa de manera clara para que todos sepamos dónde concentrar nuestros esfuerzos. De lo contrario, si no tenemos claro qué queremos lograr y cómo, gastaremos tiempo y dinero en proyectos que no estén alineados a ningún objetivo. En el mejor de los casos, estaremos en el mismo lugar o cerca de donde creemos que queremos estar. En el peor, quedaremos fuera del mercado.

Estrategia automotriz

ENCUESTA
¿Cuentas con una estrategia formal para tu negocio? Participa AQUÍ

En Reevo contamos con experiencia en el desarrollo de estrategias para empresas automotrices que ponemos a su disposición dentro de nuestra consultoría. Contáctenos.

Reevo

loading