Rutinas diarias y lista de pendientes

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

En los recorridos de asesoría es común entrar a un taller y encontrar gente haciendo “nada”. Existen diversos pretextos como: no hay refacciones, no hay trabajo u otras más extrañas, sin embargo, la realidad es que hace falta supervisión dentro del taller que les de guía de todas las actividades pendientes.

Un taller en mejora continua nunca debe estar haciendo “nada” ya que siempre hay cosas por hacer, para esto, es importante definir rutinas diarias que nos hagan productivos y una lista de tareas que permita avanzar sobre los objetivos del negocio.

Pláticas de inicio de jornada

Están diseñadas para iniciar el día con el pie derecho, y es que, 5 minutos después de la hora de inicio de labores, el equipo se reúne en un área común para contarse, mencionar si vienen bien (anímica o físicamente), indicar las actividades que realizarán en el día (si ya están programadas) y porque no, un poco de estiramiento. Adicional a esto, se le pide a cada miembro del equipo que preparé un tema corto (máximo 5 minutos) para compartir ya sea de salud, interés general, técnico u otro.

Orden y limpieza

Estas rutinas están pensadas para limpiar y ordenar el lugar de trabajo dos veces al día, dejándolo conforme con las condiciones ideales que antes tendrán que haberse definido. Para esto se requiere que el jefe de taller junto con la persona encargada del área ordene todo de la mejor manera, identifiquen el lugar correcto para cada cosa y tomen una fotografía del estado ideal, posteriormente será responsabilidad del encargado del área mantenerlo así.

Lista de pendientes

Las listas de pendientes son las tareas que hemos definido para lograr ciertos objetivos, y es que si vamos camino a la mejora deberíamos tener un plan. Estas actividades pueden ser diversas y asignadas de manera específica o abierta. Algunos ejemplos de tareas podrían ser:

  • Actualización de información digital
  • Cursos de capacitación conforme con el plan
  • Mantenimiento a las instalaciones
  • Limpiar y engrasar equipo y herramienta
  • Orden y limpieza en las computadoras
  • Pintar áreas de trabajo, fachada o banquetas
  • Entre otros

Las rutinas y lista de tareas son importantes para mantener al taller activo, siempre avanzando hacia el cumplimiento de sus objetivos. Si aún no cuentas con un plan o deseas implementar estas y otras rutinas en Reevo te podemos apoyar ¡Contáctenos!.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
4 manuales que dan estructura a tu negocio
PREVIOUS POST
Estrategias para la venta de vehículos usados
NEXT POST

Deja un comentario