Juez y parte, los modelos de metas y recompensas que atentan contra el cliente

El valor del servicio está en la honestidad con la cuál se trata al cliente

Si bien es un título duro para este artículo, creí necesario plantear lo que en muchas ocasiones he mencionado. Una de las malas prácticas que ha trascendido en los talleres de las agencias automotrices y talleres de servicio es la estrategia de metas y recompensas que pone entre la espada y la pared a los técnicos, asesores de servicios, entre otros puestos. Sí, ese plan de sueldo base más comisiones que tan mal planteado pienso que está, es una burla a la necesidad del trabajador.

¿En qué consiste?

El técnico, asesor de servicio y otros ganan un sueldo base de $ 3,000.00 pesos (si no es que menos) y de ahí su salario crece dependiendo de los trabajos que realice, pero lo que está mal aquí es precisamente que tienen la enmienda de generar más servicios para el taller, ya que de eso depende su salario. Esto afecta directamente la decisión en el diagnóstico, la modificación del alcance del trabajo o recomendaciones que se le hacen al cliente. ¿Cómo decirle al cliente que todo está bien si eso significa no tener ganancias? ¿Lo han pensado así?

Las horas facturadas de un técnico son 48 horas a la semana (suponiendo que trabaja 8 horas diarias de lunes a sábado) que está en el taller, dependerá de sus capacidades técnicas y la capacidad del taller para mantenerlo con trabajo productivo lo que justificará su salario, no una decisión que lo pone en un dilema moral una y otra vez.

Si bien podríamos decir que la ética de las personas trabajadoras debe de ganar, la realidad es otra, pues todos queremos ganar más. La queja está en la mesa, pero ¿qué podemos hacer en contra de este abuso?

El trabajo del taller está integrado por las responsabilidades de todos los que ahí laboran, el técnico no es responsable del flujo de trabajo como tal. Él es un ejecutor.

El diagnóstico debe de ser cobrado como un servicio independiente, un flujo de diagnósticos debe de cubrir la cuota para mantener el salario de los técnicos en un nivel estable y cubriendo sus necesidades. Por otro lado, cada técnico tiene capacidades diferentes de ejecutar trabajos de mayor o menor complejidad técnica. Este flujo de trabajo direccionado debe de ser generado por los encargados de mercadotécnica, publicidad, etc.

Si tengo al mejor mecánico en ajustes de motor, pero lo único que logro atraer son afinaciones, nunca podré pagarle lo justo al técnico por sus capacidades, ya que no serían utilizadas y el negocio no sería rentable.

El enfoque de la estrategia de metas y recompensas está directamente ligado a la estrategia corporativa. Es necesario generar un flujo de trabajo constante para el taller dependiendo de su especialidad y mantener al personal aportando a un objetivo en común. Claro, para esto se requiere una buena estrategia que permita llevar al negocio a un punto de equilibrio y a partir de esto implementar una mejora continua.

Conclusión

Existen diversas opciones de metas y recompensas que pueden rendir mejores beneficios al personal, a la empresa y al cliente. Todo depende del nivel de madurez que se tenga o quiera desarrollar en conjunto con el personal. Ayudemos a dignificar la profesión del servicio automotriz y recordemos que un personal satisfecho con su empleo es más productivo, tendrá mayor permanencia en la empresa y aportará más a su crecimiento.

¿Qué tipo de estrategia de metas y recompensas aplicas en tu taller? ¿Te gustaría saber cómo mejorar este problema? ¡Contáctenos!.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
Las marcas en el taller de servicio automotriz
PREVIOUS POST
¿Cómo cobrar un trabajo?
NEXT POST

Deja un comentario