Falla por exceso de lubricante en un motor Diesel

Colegas, solicito de su apoyo para dar apoyo al caso de un taller. La información que menciono es la única con la que cuento. Se agradece toda aportación.

Un almacén de venta de lubricantes y servicios de cambio de aceite fue demandado por un cliente que alega que el motor Diesel de uno de sus vehículos Renault se fundió debido a un exceso de lubricante durante el cambio de aceite que le realizaron. La situación se agrava porque la factura de venta del lubricante está por 8.5 litros, y la capacidad del cárter es 6 litros. El mecánico comenta que el conductor decidió comprar aceite de más para reponer luego, pues el motor estaba pasando aceite.

Luego de comprar y aplicar el lubricante en el almacén, el conductor emprendió un viaje de unos 120 Km. En el camino el motor se fundió. El motor fue llevado al taller del concesionario y al parecer el diagnóstico es “Avería por exceso de lubricante”.

¿De qué manera puede haber fallado el motor? ¿Qué se requeriría para esclarecer la situación?

Si bien el primer argumento sería que el vehículo venía en malas condiciones y que no se agregó un nivel excesivo de aceite, al no haber evidencia documentada de esto, deja la palabra del cliente contra la del taller. Por lo cual, asumiremos que se agregó el lubricante en exceso y analizaremos los posibles modos de falla.

El exceso de lubricante es tan dañino para el motor como la carencia de este. Si bien el problema por si solo pudiera no ser tan grave, comúnmente potencializa otros problemas aislados que podrían terminar en una falla del motor. Un exceso de lubricante genera resistencia en el movimiento del cigüeñal dentro del cárter y un incremento de la temperatura, por otro lado, este movimiento agita el lubricante y lo airea de manera que se genera espuma la cual eleva el nivel pudiendo salir por la bayoneta o el sistema de ventilación positiva del cárter.

A partir de esto, algunos de los sistemas que pudieran ser afectados son:

  • Sistema de ventilación positiva del cárter
  • Sistema de recirculación de gases de escape

Sistema de ventilación positiva del cárter

El sistema de ventilación positiva del cárter permite que los gases que pasan al cárter por el efecto blow-by y que pudieran generar presión en el sistema se recirculen al múltiple de admisión del motor permitiendo que se vuelvan a quemar. El sistema comúnmente cuenta con un decantador y con una válvula antes del múltiple, si alguno de estos componentes se llegara a obstruir, el cárter se presionaría reventando sellos y generando fugas de aceite que pudieran dejar el depósito vacío.

Fig. 1 – Sistema de ventilación positiva del cárter

Sistema de recirculación de gases de escape

Por otro lado, si el sistema de ventilación positiva del cárter no llegara a obstruirse, el aceite ingresaría al sistema de admisión pudiendo contaminar filtro de aire, inyectores, cámaras de combustión y todo el sistema de escape dañando catalizador y los circuitos de recirculación, ingresando nuevamente aceite caliente y quemado en válvulas, turbocargador e intercooler. Además, el aceite en la cámara de combustión podría ser encendido por la presión, generando autoignición (sobregiro o ignición fuera de tiempo) y sobrecalentamiento del motor.

Fig. 2 – Sistema de recirculación de gases de escape

La tabla menciona un resumen de las hipótesis de lo que podría generar un exceso de lubricante en el motor, sin embargo, para validarlas sería necesario una inspección a fondo de los componentes relacionados con los sistemas mencionados para identificar que hayan sido dañados por ese motivo, lo cual, es un trabajo demasiado específico.

Causa raíz

Puede provocar Puede provocar Puede provocar Puede provocar

Alto nivel de aceite

PCV Obstruída

Sobrepresión en el cárter

Fuga de aceite por diversos puntos del motor

Humo azul saliendo del motor

Pérdida del nivel de aceite

Ingreso de aceite a la cámara

Taponamiento del catalizador

Recirculación de gases de escape con aceite

Humo azul en el escape

Autoignición Explosión fuera de tiempo

Sobrecalentamiento

Si bien el problema pudo ser generado por un exceso de lubricante, existen diversos síntomas los cuáles debieron alertar al conductor acerca del problema. Algunos síntomas que pueden presentarse son:

  • Aireación del aceite
  • Alta temperatura
  • Baja potencia del motor
  • Baja presión de aceite
  • Fugas de aceite
  • Humo azul
  • Mayor consumo de combustible
  • Testigos de tablero encendidos

Por lo cual, la conclusión podría ser una negligencia de ambas partes. Un exceso de lubricante aplicado por el taller y una falta de atención del operador hacia los síntomas del vehículo.

Las recomendaciones al respecto para el taller son:

  • Identificar el estado en el que viene el vehículo previo al servicio
  • Documentar en la orden de trabajo las observaciones del cliente y firmarla
  • Identificar el nivel correcto de aceite y reponer únicamente el nivel necesario
  • Documentar la cantidad de aceite agregado (con fotografía si es necesario)

En el caso del dueño de flotillas es necesario:

  • Llevar un seguimiento de la cantidad de aceite consumido e identificar cuando la misma incremente
  • Analizar el lubricante con una frecuencia definida para identificar desgaste y condiciones anormales
  • Dar mantenimiento correctivo cuando sea recomendado
  • Tener protocolos de emergencia en caso de falla del vehículo en ruta
  • Capacitar al personal de flotillas en mecánica básica

Gracias a todos lo que comentaron, compartiendo su conocimiento y experiencia. Más comentarios y discusión técnica del mismo caso:

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
Mejora la comunicación con tu personal y con tus clientes
PREVIOUS POST
Publicidad informativa para el taller
NEXT POST

Deja un comentario