Herramienta

Consideraciones para la compra de equipo y herramienta

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Uno de los retos como gerente de servicio, es incrementar la productividad del taller, por lo que un caso al que comúnmente se enfrenta es la selección de equipo y herramienta, teniendo que evaluar entre diversas opciones para asegurarse de que los recursos asignados representen una buena inversión que rinda beneficios en el tiempo.

Si bien la decisión se puede basar únicamente en la experiencia y conocimiento del gerente, para tener resultados óptimos es necesario trabajar con un proveedor que no solo venda equipo y herramienta, sino que realmente asesore al cliente en su selección.

A diferencia de los distribuidores de marcas, que buscan colocar los productos que han adquirido o tienen en almacén, o las páginas de internet con tiendas en línea que solo brindan una ficha de especificaciones y precio, la asesoría en un negocio especializado se centrará en identificar las necesidades de los clientes y sugerir diversas opciones que deberán evaluar. Algunas consideraciones que debería tener tanto el vendedor como el comprador son:

TIPO DE SERVICIO

La selección de equipo y herramienta se relaciona directamente con el servicio que se va a brindar en el taller. Si bien, un autocle de cualquier marca puede contener básicamente lo mismo, la calidad requerida y en consecuencia el precio variará, por lo que es necesario considerar el trabajo a realizar. Por ejemplo, la herramienta requerida para una estación de trabajo de servicios preventivos puede ser de uso ligero, mientras que la de la estación de trabajo de reparación para frenos y suspensión debe contar con herramienta de alta calidad y garantía de por vida, debido a que la exigencia es mayor.

Por otro lado, tratándose de herramienta especializada, el proveedor deberá considerar y sugerir lo que se requiere para brindar un servicio profesional basado en su conocimiento de nuevas tecnologías, herramientas y accesorios. Todo el mundo hace servicio de frenos, pero muy pocos talleres tienen medidores de desgaste de balatas, discos y tambores, herramientas para purgar el sistema o set para calipers. Si bien, esto puede hacerse de muchos modos, contar con herramienta dedicada reducirá tiempos y profesionalizará el servicio.

INSTALACIÓN Y CAPACITACIÓN

La instalación y capacitación por parte del proveedor es crítica cuando interviene equipo pesado como balanceadoras, alineadora, rectificadoras, rampas u otros, debido a que una mala instalación o mal uso de ellos puede ser causa de accidentes o mala calidad en el trabajo. El proveedor deberá informarle al cliente sobre los requerimientos de cimentación, conexiones eléctricas y neumáticas.

De igual forma, se deberá programar una capacitación con las personas que operarán el equipo, hasta asegurarse de que se hace de forma segura y correcta, ya que a pesar de parecer algo sencillo, hemos visto vehículos mal colocados en rampas de dos postes debido a que nadie les dijo que el centro de gravedad debe colocarse de forma diferente si se trata de un elevador asimétrico o simétrico.

MANTENIMIENTO Y REFACCIONES

Siguiendo con el tema de equipo, otro punto a considerar es el mantenimiento y refacciones requeridas, ya que en ocasiones se eligen marcas poco conocidas que no cuentan con presencia local o tienen el riesgo de desaparecer, complicando quién le de mantenimiento a los equipos o proporcione alguna refacción necesaria. Para evitar estos casos, siempre se sugiere acercarse a marcas con cierta trayectoria.

ENCUESTA
¿Su proveedor de equipo y herramienta realmente lo asesora en la selección? Participe AQUÍ

En Reevo asesoramos a nuestros clientes en la adquisición de equipo y herramienta, cuidando el presupuesto y rentabilidad del negocio. Contáctenos.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
3 motivos por los cuales su negocio no avanza
PREVIOUS POST
Un taller esbelto: KanBan
NEXT POST

Deja un comentario