Consideraciones antes de abrir una segunda unidad de negocios

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Expandirse hacia nuevos mercados es un paso común para cualquier empresa, sin embargo, el éxito o fracaso de esta expansión depende de identificar las condiciones adecuadas o elaborar el plan de acción necesario para posicionarse en el mercado rápidamente. En este artículo te compartimos algunos puntos a considerar antes de tomar la decisión de abrir nuevas unidades de negocio para que tu proyecto sea todo un éxito.

Existen diversas motivaciones que nos harán pensar en abrir una segunda unidad de negocio. Ya sea porque nos esté yendo bien con la primera, que los clientes busquen alternativas más cercanas a su ubicación o que identifiquemos oportunidades de negocio en otras zonas, es necesario analizar objetivamente las condiciones del nuevo mercado para asegurar el éxito. Algunas de ellas son:

Competencia

Cuando pensamos en llegar a nuevos mercados, ya sea un municipio o estado aledaño, es importante identificar la competencia local, si ya tienes clientes en esa ubicación y cuál es el riesgo con los competidores locales.

En ocasiones creemos tener una ventaja competitiva sobre los demás, pero olvidamos considerar que, en muchas situaciones, el cliente prefiere “malo conocido, que bueno por conocer”. Por esto es importante, investigar el mercado y crear una expectativa antes de hacer cualquier inversión. También debemos valorar nuestro producto o servicio contra el que se ofrece actualmente en la zona, ya que, dependiendo del perfil del cliente, puede que vean valor en lo que hacemos o no.

Recursos

Al abrir una nueva unidad de negocio, se requiere de inversión para llamar la atención y hacer que los prospectos de clientes en la nueva locación nos empiecen a preferir. Dependiendo del tipo de empresa, esto requerirá presupuesto de marketing para promociones, material de punto de venta y capital suficiente para cubrir los costos fijos al menos 3 meses. Para esto, es necesario evaluar si la unidad de negocios principal está resuelta y si los ingresos son estables para soportar la carga de la próxima unidad mientras se vuelve autosuficiente. Para esto debemos contar con un análisis histórico de ingresos, analizar el margen de utilidad y considerar las temporalidades.

Por otro lado, debemos contar con personal que esté preparado para atender la nueva unidad de negocio, el cual deberá capacitarse en el negocio principal para adquirir toda la experiencia necesaria y familiarizarse con los procesos.

Contar con un modelo de negocio validado y perfeccionado

Abrir una segunda unidad de negocio cuando la primera no ha sido perfeccionada, será un doble problema que pondrá en riesgo el crecimiento de la primera y la inversión en la segunda. Es necesario validar el modelo de negocio y analizar si se han agotado las posibilidades de mejora de la primera unidad. De ser así, se tendrán nuevas unidades que prosperarán en menor tiempo, de lo contrario, los problemas de la primera se multiplicarán hasta que se requiera mayor inversión para resolverlos.

Si bien todo lo anterior debería considerarse previo a abrir una segunda unidad de negocio, si el negocio ya está en operación, se pueden implementar estrategias de entrada a nuevos mercados que ayudarán a mitigar los riesgos y a posicionarse. Esto requerirá un esfuerzo e inversión mayor, sin embargo, puede ser conveniente para no perder la inversión ya realizada.

En Reevo desarrollamos el análisis de proyectos como diversificación de productos y servicios, nuevas unidades de negocio y fusiones, para que el proyecto de expansión de su empresa sea un éxito. Contáctenos.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
7 cosas que debes aprender a decir a tus clientes
PREVIOUS POST
El diagnóstico como herramienta de venta cruzada
NEXT POST

Deja un comentario