Conduciendo con lluvias

El conducir es una tarea que requiere ciertas destrezas y uno de los factores que influye en el modo de conducir siempre será el medio ambiente. Ya sea en trayectos cortos o en un viaje largo por la carretera siempre puede haber la posibilidad de lluvia, para la cual, debemos estar preparados y tomar algunas consideraciones.

1accd78lluvia-440p

Visión

En una situación de lluvia lo primero que podemos notar es una visión disminuida por lo cual debemos bajar la velocidad, encender las luces y activar los limpiaparabrisas para tener una mejor visión y también ser vistos por otros automovilistas. En estas situaciones también es común que los vidrios puedan empañarse, si tenemos sistemas antiempañantes debemos encenderlos, en caso contrario encender el aire para igualar la temperatura ayudará. No es recomendable limpiar los vidrios empañados mientras se conduce, esto ha provocado más accidentes de los que crees.

Analicemos la situación, si tenemos algún inconveniente en estos sistemas o no están en óptimas condiciones deberemos considerar detenernos y esperar a que las condiciones mejoren.auto-manejar-lluvia-piso-neumaticos-cuidados-peligros_CLAIMA20150319_5793_27

Manejo

En una situación de lluvia algunos elementos del vehículo disminuyen su efectividad, algunos de ellos son los frenos y los neumáticos los cuales pueden provocar deslizamiento o una distancia de frenado mucho mayor a la que se tiene en seco por lo que debemos reducir la velocidad para evitar exigirles más de lo debido. De igual manera, evita mojarlos en exceso metiéndonos en charcos ya que los frenos pueden cristalizarse si vienen a altas temperaturas.

Los espejos de agua pueden ocultar hoyos o coladeras destapadas, sigue siempre el camino más seco. Si has caído en una inundación y el motor se ha apagado, evita encenderlo de nuevo. El ingreso de agua al motor puede causar problemas graves. Sal del vehículo y pide la asistencia de una grúa.

11728865_964751493545614_6705336605951220951_o

Medidas preventivas

Siempre es bueno prevenir y por eso antes de salir a enfrentar esta temporada de lluvias debes de asegurarte de tener:

  • Seguro vigente
  • Neumáticos en buen estado e inflados a la presión correcta
  • Líquido limpia parabrisas en el nivel correcto
  • Gomas limpiadoras en buen estado
  • Sistema de luces funcionando correctamente
  • Llanta de refacción

Además de esto es importante estar al tanto del reporte del clima, tráfico y tener un teléfono con saldo para comunicarte en caso de alguna emergencia. Un vehículo en buen estado te puede ayudar a salir bien librado de cualquier lluvia, para esto debes asegurarte de tenerlo en perfectas condiciones. Acércate a un taller de confianza y pide un diagnóstico del estado actual de tu vehículo. ¡Contáctenos!.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
Copilotos y otras distracciones
PREVIOUS POST
¿Cómo ahorrar combustible?
NEXT POST

Deja un comentario