fbpx

La identidad de tu taller

La identidad de tu taller

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Contrario a lo que dicta el conocimiento popular, la identidad no solo es un logotipo. En un negocio, la identidad tiene que ver con todo lo que el cliente percibe, incluyendo: los motivos de la empresa, su misión, visión, sus valores, logotipo, fachada del local, uniformes, cómo se comunica el personal y la empresa.

¿Por qué es importante?

Porque nos ayuda diferenciarnos en un mercado donde todos parecen iguales. Nos hace ser y parecer únicos resaltando entre la competencia.

Para definir la identidad del negocio es necesario identificar sus principios, valores, motivaciones y lo que quiere lograr a través del tiempo. A partir de esto podremos esclarecer lo que podemos aportar al cliente y qué tipo de clientes son compatibles con esta forma de ser.

Empecemos por definir la misión

La misión no es más que la respuesta a ¿qué quieres lograr con tu negocio? Si tu respuesta es tan vacía como: solo una forma de ganarme la vida, los clientes la percibirán así, con todo lo que esto implica. Si solo quieres ganarte la vida, ¿qué evitará que me trates solo como un billete para tu negocio? ¿Qué aproveches una situación para ganar más? Por otro lado, hay respuestas como:

  • Modificar autos para sacar lo mejor de cada uno
  • Pintar vehículos para que parezcan como nuevos
  • Reparar fallas que otros no puedan para demostrar que soy el mejor
  • Mantener los vehículos seguros para mis clientes
  • Personalizar coches al gusto del cliente
  • Equipar vehículos para que puedan escuchar la música como se debe

A partir de esto, nace la visión, que es una proyección de la misión a través del tiempo. A largo plazo quiero:

  • Desarrollar sistemas y modificaciones únicas para cada marca
  • Generar colores únicos y personalizados para mis clientes
  • Ser el principal capacitador en tecnologías automotrices
  • Instalar sistemas de audio personalizados y de alto nivel

Definido lo que queremos lograr, vayamos a más detalles. ¿Qué valores rigen tu empresa? ¿Qué cosas no harías para lograr tu misión o visión? El cómo importa.

  • No modificaría un vehículo si esta modificación pusiera en riesgo la integridad de mis clientes
  • No colocaría materiales de baja calidad por incrementar las ganancias
  • No equiparía vehículos con modificaciones que rompen las normas o leyes establecidas
  • No entregamos vehículos con fallas ocultas o arregladas temporalmente

Ahora bien, falta definir el valor agregado. ¿Qué vamos a hacer diferente a los demás que sea notable?

  • Capacidad técnica certificada
  • Instalaciones de primera
  • Productos de mayor calidad
  • Servicio a domicilio
  • Servicio personalizado
  • Talleres pet friendly
  • Velocidad en el servicio

Hasta aquí, hemos definido las bases del negocio y parte de su personalidad. Ahora veamos cómo esta personalidad concuerda con la de nuestros clientes, o en caso de estar en un proyecto nuevo, qué tipo de clientes son los que puedo atraer con esta personalidad.

La compra de productos y servicios es algo emocional. La gente prefiere comprar algo o a alguien que refleje su forma de ser, por eso, el cliente requiere identificarse con el taller y lo qué representa, antes de confiarnos su vehículo y gastar su dinero.

Los que tienen talleres funcionando, inconscientemente han hecho que esos clientes se identifiquen con el negocio. Sin embargo, lo ideal es analizarlo para sacarle el máximo provecho. Si yo soy una persona preocupada por la seguridad, o si soy un rockero rebelde, me gustará llevar mi vehículo a un taller con esta personalidad.

¿Cómo es que la personalidad de mi negocio enlaza con la de mis clientes?

Pensemos cuando conocemos a alguien y queremos agradarle, a nosotros nos gusta el rock y a la otra persona le gusta la banda, nos gustan los tacos y ella es de alitas. Podemos decir “no es mi tipo” y buscar algo más afín a nuestra forma de ser, o adoptar algunas costumbres para conquistarla y apoyarnos en otras similitudes e intereses. Lo mismo pasa con el negocio.

En el caso de que tengamos un taller actualmente, analizaremos ¿Quiénes son nuestros clientes? ¿La mayoría son hombres o mujeres? ¿De qué generación son? ¿Qué marcas prefieren? ¿Qué tipo de vehículos tienen? ¿Qué música escuchan? ¿Empleados o emprendedores? ¿Ejecutivos u operativos? A partir de esto debemos analizar cómo coincidimos con la personalidad de estos clientes.

Si la mayoría de los clientes que tengo actualmente son padres o madres de familia, y mi negocio está centrado en la seguridad, ¿qué voy a resaltar de mi negocio? La seguridad, como cuidamos a las familias, productos que garantizan seguridad para adolescentes, botiquines para el auto, inspecciones y diagnósticos programados, sistemas antirrobo, seguros, etc. Si son jóvenes trabajadores, gadgets, aplicaciones, personalización de vehículos, nuevas tecnologías, sistemas de audio, etc. Ahora, ¿les hablamos de tu o de usted? También dependerá de cada tipo.

Identificando la personalidad del negocio, la de nuestros clientes y en lo que coincidimos, definamos que adjetivos quiero que vengan a su mente cuando piense en el taller. Alegre, callado, divertido, feminista, profesional, rudo, serio u otros. A partir de esto, pensemos en un nombre que les cause sentido.

El nombre del taller puede salir de un juego de palabras, palabras en otro idioma, siglas, o incluso palabras inventadas. Estas dos últimas tienen la desventaja de no transmitir claramente la identidad del taller en un primer instante y tomar más tiempo para posicionarse.

Lo ideal, es transmitir inmediatamente la misión, visión, valores, adjetivos que nos describen, emociones y lo que queremos que nuestros clientes perciban de nosotros. Para esto, procuremos que el nombre sea: breve, fácil de recordar, honesto, congruente y original. Por ejemplo, no deberíamos ponerle RapidService si demoramos en la entrega, CleanPro si el taller está sucio, etc. Por otro lado, si nuestra sala de espera tiene una mesa de pool, PoolPro Garage puede ser una buena idea ya que podemos imaginar una mesa de pool y una cultura asociada a este deporte.

Por otro lado, evitemos el uso de nombres propios o demasiado comunes, marcas conocidas o variantes que se ven poco originales, nombres demasiado largos, incluir el nombre del giro en la marca o delimitarla demasiado. Analicemos estos ejemplos:

  • Ford Limón – ¿Pudiéramos pensar que solo son Ford?
  • Mr. Brakes – ¿Y si quiero ampliar mis servicios?
  • ReviVans – ¿Solo vans?

Los nombres anteriores funcionan, sin embargo, a mediano plazo pueden presentar limitantes y requerir una reinversión para corregirlo. ¿Recuerdan a los clientes que estaban preocupados por la seguridad? ¿Creen que les pueda interesar un taller con un nombre como: SafeTec o ProTG?

Habiendo definido la personalidad del negocio, la de nuestros clientes, en lo que coincidimos y el nombre, definamos la emoción que queremos generar para atraerlos. ¿Una emoción? Así es, todo negocio transmite una emoción. ¿Qué emoción transmite Coca-Cola? ¿Craftsman? ¿Volvo? ¿Monster? Todo genera emociones consciente o inconscientemente y en el caso de una empresa lo hace a través de sus colores.

Cada color tiene ciertas emociones asociadas, esto es plena psicología. Sin embargo, cuando hay mezcla de colores y formas pueden generar cosas distintas. De cualquier manera, tomar esta información de referencia es una buena idea. En el caso de los clientes que tienen un enfoque en la seguridad, probablemente asocien los colores azul y blanco con temas de ese tipo.

Otros criterios que debemos considerar en los colores, es que no sean demasiado complicados de reproducir en una impresora, bordado y promocionales. Ya sea en RGB, Pantone o RAL debemos estandarizarlos.

Elegido el nombre y los colores, vayamos con la imagen.

Pensemos en qué tipo de imagen queremos. Existe el logotipo, que es un texto personalizado como Mercedes – Benz, el isotipo, que es un gráfico como la estrella de la misma marca, imagotipo, que es un texto y una imagen que pueden usarse por separado o unidos, y por último, un isologo, que es texto e imagen utilizados en conjunto como el caso de Ford o BMW, estos no se pueden utilizar por separado. Comúnmente recomendamos imagotipos para poder utilizarlos por separado si así lo requiere la aplicación.

Suponiendo que elegimos un imagotipo, vamos con las partes que lo componen. Acorde con los colores y el nombre debemos pensar en imágenes que hagan alusión a los valores, enfoque, misión y visión del taller. Pensemos nuevamente en el taller centrado en la seguridad y elijamos de momento el nombre “SafeTEC”. ¿Qué imágenes asocian al tema de seguridad? Probablemente un escudo. Es importante que las formas sean fáciles de entender y de reproducir, nuevamente consideremos las aplicaciones como impresión y bordado.

Hasta aquí hemos definido la misión, visión, valores e imagen del taller de servicio automotriz. Pero la identidad va más allá. Ahora pensemos en la experiencia y ¿cómo desearíamos que nuestro taller se perciba en los 5 sentidos?

Así es, la identidad de un taller se debe percibir con los 5 sentidos. Esto nos ayudará a definir como expresarnos, como equipar el negocio, como vestir las redes sociales, entre muchas cosas más. Si tu taller pudiera olerse, ¿a qué olería?, si tuviera sabor, ¿a qué sabría?, si debiera reflejarse en una imagen, ¿cómo se vería?, si tuviera una textura, ¿cuál sería? y si pudiera oírse, ¿cómo sonaría?

A partir de estas suposiciones definiremos cómo comunicarnos, la sala de espera, el tipo de música a reproducir, los consejos a dar en nuestras redes sociales, las noticias que compartiremos, los uniformes, entre muchas otras cosas más. Todo esto es lo que realmente involucra la identidad de tu taller, y si no está alineado difícilmente causará un impacto relevante en el cliente que le permita diferenciarse de la competencia. Pero, todos ya cuentan con una identidad ¿cierto?

¿Cómo saber si es momento de cambiarla o mejorarla?

Primeramente, pónganse en el lugar del cliente y pregúntense: Si viera mi identidad actual ¿qué me comunica?

  • ¿Comunica algo que no quiero?
  • ¿Destaca entre las demás?
  • ¿Hay una mala reputación?
  • ¿Me limita solo a un tipo de servicios?
  • ¿Tiene personalidad?

No hay que cambiar toda la identidad del taller, sin embargo, tenemos que analizar objetivamente lo que SI FUNCIONA y lo que NO.

  • Nombre
  • Colores
  • Formas
  • Slogan

Por último, para comunicar el cambio es necesario hacer ruido con la nueva identidad. Pensemos en redes sociales, publicidad impresa, carteles o activaciones.

Como hemos visto, la identidad de tu negocio es algo más que un logotipo y un nombre improvisado, es la esencia de tu negocio. En Reevo diseñamos la identidad de tu taller para que sea congruente y se distinga entre los demás, si aún no tienes definida una identidad única para tu taller. ¡Contáctenos!.

Reevo

¿Qué publicas en Facebook?

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Facebook es una de las redes sociales más utilizadas por clientes y empresas. Casi cualquier empresa puede ser encontrada en Facebook haciendo labor de convencimiento para vender e interactuar con sus clientes, pero ¿se utiliza de manera adecuada? ¿qué provecho le podemos sacar a esta red social? ¿Es necesario que los talleres tengan una página de Facebook? ¿cómo saber si el uso de la página de Facebook nos da verdaderos beneficios?

Una página debe de generar una relación con el cliente, una relación que beneficie a ambos.

¿Cómo es esto?

Así es, mantener una página de Facebook activa es tiempo y el tiempo es dinero. Como empresa, invertir en una persona que administre una red social debe de redituar en ventas a corto, mediano y/o largo plazo. Para esto, el cliente debe encontrar en este medio lo que necesita y quiere saber del taller.

¿Cómo lograrlo?

Identifica cuál es tu negocio. En ocasiones veo páginas de Facebook de talleres que venden herramientas y publican videos con temas técnicos. Los clientes raramente son los mismos, el dueño de un vehículo pocas veces está interesado en comprar un escáner, equipo de diagnóstico o en aprender cómo funciona un sensor CKP, así que, al combinar esto en una página solo se causa confusión.

Mantén separado lo personal de lo profesional. Todos tenemos derecho a divertirnos y en ocasiones es conveniente compartir ciertos momentos con los clientes, sin embargo, contar con un perfil personal, uno profesional, así como una página de empresa para el taller nos permitirá separar la información de manera adecuada. Los clientes no quieren ver los 3 años del sobrino o como te tomas unas cervezas con los amigos, y menos en el taller encima de su vehículo.

Identifica el avance real. No se trata de conseguir 10,000 me gusta en tu página de puros parientes, amigos y otros talleres mecánicos, se trata de conseguir interactuar con los clientes reales del taller. Identifica quienes realmente son clientes, pide opiniones, verifica los me gusta en las publicaciones y ve el alcance real.

Analiza qué información le interesa a tus clientes, prueba y repite. ¿Qué información piensas que le puede interesar a los clientes de tu taller? Publica y analiza los resultados obtenidos. Mantén la frecuencia de las publicaciones que funcionan y prueba con otras.

Persuasión y presunción

A todos nos gusta ver qué es lo mejor que puede hacer la empresa que nos va a brindar un servicio, crea álbumes de fotos, describe lo que hicieron en el día, los retos más grandes superados y demuestra la capacidad del taller.

Promueve tu página

Si bien existen promociones pagadas en Facebook siempre es mejor crecer de manera orgánica. Invita a tus clientes a visitarla, pide que te dejen alguna recomendación o comentario, menciona que las promociones se publican en ella y pregunta qué les gustaría encontrar.

Facebook es un medio de comunicación efectivo y de bajo costo que permitirá mayor contacto con los clientes si se utiliza de la manera correcta. Sigue las recomendaciones anteriores y comenta cómo te fue.

En Reevo contamos con servicios que pueden encaminar tus redes sociales de manera correcta, así como manuales y plantillas que mejorarán tu presencia digital. ¡Contáctenos!.

Reevo

Boletines impresos

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Los clientes de los talleres no son clientes de todos los días y pueden pasar meses entre las visitas para el mantenimiento de sus vehículos en el caso de servicios mecánicos y aún más en servicios de hojalatería y pintura. Esto dificulta conservar una relación de lealtad por parte del cliente si el taller no se mantiene presente en su mente. Si bien los boletines por medio de correo electrónico son una buena herramienta para este fin, debemos de aceptar que algunas personas prefieren los medios físicos.

“El marketing tradicional no ha muerto”

El boletín es un documento que integra contenido de valor para el cliente y tiene como objetivos principales:

  • Mantener al taller en la mente del cliente
  • Promover la propuesta única de valor de su taller
  • Recordar a los clientes los servicios brindados
  • Entre otros

A diferencia del boletín electrónico que es de cierta manera un documento desechable y de costo mínimo. El boletín impreso debe completar un ciclo de vida mayor debido al costo, es por esto que su diseño y utilidad presenta un mayor reto para convertirse en un elemento de valor para el cliente, el cual, debe pensar dos veces antes de tirarlo a un bote de basura.

Información de valor

Si bien el objetivo es que el cliente tenga a la mano la información del taller para contactarlo en cualquier momento, es necesario complementar con información que el usuario considere de valor y pueda acompañarlo en el vehículo todos los días. Si bien este es un objetivo ambicioso, puede lograrse integrando la información correcta como:

  • Cupones de descuento para el próximo servicio
  • Datos del cliente
  • Datos del vehículo (Presión de las llantas, lubricante adecuado, última fecha de mantenimiento, etc.)
  • Fechas de verificación
  • Gasolineras confiables en la zona
  • Números de emergencia
  • Procedimientos en caso de emergencias
  • Procedimientos de tareas comunes en el vehículo
  • Tarjeta de lealtad
  • Entre otros.

Integrar medios físicos a la estrategia de marketing digital puede mantener al cliente pensando en la marca a través del tiempo haciendo de su taller la primera opción. Genere su estrategia de marketing utilizando medios digitales y tradicionales para permanecer en la mente del cliente.

En Reevo realizamos la estrategia de marketing integrando medios digitales y tradicionales, así como manuales que servirán de guía para la correcta implementación de esta estrategia. ¡Contáctenos!. y déjenos ayudarle a mejorar la rentabilidad de su taller a través de la satisfacción del cliente.

Reevo

¿Qué tan bien conoces a la competencia?

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Un negocio siempre tendrá competencia, a menos que el nicho en el que se desarrolla sea demasiado especializado, lo cual, no es el caso de la mayoría de los talleres de servicio automotriz. En la actualidad, existen diversas opciones para los clientes, desde agencias automotrices, franquicias de servicios exprés, talleres reconocidos y avalados por aseguradoras, entre otros. Y, aunque nos guste pensar que hay clientes para todos, la realidad es que la competencia en el ramo es cada vez mayor, y los clientes, tienden a elegir a los talleres que brinden la mayor comodidad, mejor servicio y precio, generando el cierre o venta de pequeños negocios que no son capaces de competir aunque hayan estado mucho tiempo en el mercado.

Analizar a la competencia nos brinda una visión acerca de lo que el cliente prefiere, que estrategias  podemos igualar y hacia dónde se dirige el mercado. Analicemos ¿qué ofrece la competencia?

Agencias automotrices

Las agencias automotrices siempre han existido y han ocupado un lugar en los servicios de mantenimiento de cualquier vehículo, sin embargo, anteriormente solo se hacían cargo de los servicios dos años posteriores a su salida al mercado y después dejaban que los talleres brindaran mantenimiento. Prácticamente esta era una dinámica entendida de manera informal por ambas partes. Actualmente, las marcas se han ocupado en generar una relación más duradera con los clientes, dando garantías por mayor tiempo (hasta 7 años) y promociones a vehículos con más de 5 años para que regresen al taller del concesionario. Algunas de las ventajas que tienen son: información del fabricante, refacciones originales y gran experiencia técnica sobre los modelos de la marca. Recordemos además de las comodidades que presenta en sus instalaciones.

Franquicias

Las franquicias empiezan a ocupar un lugar importante en la competencia, marcas como Midas, Grease Monkey, SpeeDee, entre otras, se colocan cada vez más cerca de los negocios y brindan servicios que aunque no son especializados en su mayoría, restan flujo de efectivo a los talleres, ya que los servicios de mantenimiento preventivo son su expertís. Su fuerte son los procesos y acuerdos con algunas marcas, esto les permite reducción de tiempos en cada servicio, conseguir buen precio en insumos y brindar otros servicios a sus clientes como servicio a domicilio. Por otro lado, es una realidad que en este modelo de negocio, el taller tienen que dar pagos por conservar la franquicia, lo que limita su crecimiento y restringe los acuerdos.

Talleres particulares

Si bien son pocos, algunos talleres que han tenido éxito empiezan a comprar terreno y otros talleres con buena ubicación que podrían brindarles un buen crecimiento. Estos están en un esquema diferente al de las franquicias, sin embargo, presentan una competencia fuerte debido a que se van haciendo de renombre y en ocasiones se especializan como talleres satélites del principal. ¿Cómo es esto? Brindan servicios básicos en todas las unidades de negocio, pero cada uno se especializa en una rama que no compite con la de su unidad de negocio vecina.

Existen diversas características que diferencian a cada uno de estos negocios y es necesario entender cuáles son sus fortalezas y debilidades, en que rubros podemos competir con ellos y que cosas debemos dejar de lado en un principio para poder crecer en otras.

Algunas cosas que debemos de saber:

  • Aliados estratégicos
  • Herramienta y equipo especial con el que cuentan
  • Medios de comunicación
  • Opinión de sus clientes
  • Precios
  • Productos y servicios ofrecidos
  • Proveedores
  • Restricciones
  • Servicios adicionales (servicio a domicilio, lavado, etc.)
  • Entre otras

Analiza a tu competencia y has una estrategia para poder seguir en el mercado. En Reevo analizamos a los talleres alrededor de tu negocio como parte de la estrategia de competitividad. ¡Contáctenos!.

Reevo

Publicidad informativa para el taller

Por Gustavo Huicochea Hernández. Reevo.

Existen muchas maneras de atraer clientes al taller, sin embargo, cuando no se tiene una estrategia de marketing, publicidad y ventas bien estructurada normalmente se tiende a olvidar cualquier esfuerzo de atracción y se deja que los clientes lleguen solos. Después de todo, todos los vehículos necesitan mantenimiento ¿o no?

Si bien es cierto que todos los vehículos necesitan mantenimiento y se tienen guías de cada cuando se requieren los servicios de mantenimiento preventivo, también es cierto que los dueños de los vehículos olvidan hacer los servicios correspondientes o los postergan el mayor tiempo posible, debido a que se tiene la percepción de que llevar el vehículo al taller es un gasto que puede evitarse hasta que sea totalmente necesario. Una manera de cambiar esta percepción es a través de la publicidad informativa.

La publicidad informativa atiende la comunicación y atracción de clientes informándoles acerca de las necesidades de sus vehículos y educándolos acerca de las consecuencias de no hacer los servicios a tiempo, los costos adicionales que puede traer ignorar una falla, lo qué pasa cuando posponen un servicio, síntomas que deben identificar y que justifican una visita al taller.

Los talleres deben de poder comunicar al cliente la importancia de sus servicios utilizando entre otras cosas analogías e infografías con sistemas con los cuales están más familiarizados, haciendo referencia a las similitudes. El aire acondicionado de su casa, el filtro de la pecera, las pilas del control remoto, los cables de su instalación eléctrica, entre otros. Algunos ejemplos pudieran ser: ¿Qué riesgos hay si se tiene el parabrisas estrellado? ¿Cómo afecta a la salud de los ocupantes no cambiar el filtro de cabina? ¿Qué podría ser ese ruido en el motor que se quita cuando el vehículo alcanza su temperatura de operación normal? ¿Qué pasa cuando las terminales de la batería están flojas? ¿Cómo se daña el motor cuando se acelera en vacío? ¿Si el aire acondicionado no funciona en que puede afectar? ¿Qué ocurre si no se ha cambiado el aceite en mucho tiempo? ¿Qué hacer si el motor se sobrecalienta? Esto con el fin de justificar su servicio bajo argumentos totalmente razonables.

La publicidad informativa capta la atención del cliente a partir de información práctica que sea de su interés, la cual, hace notar el conocimiento o nivel técnico del taller, el interés sobre el cliente y la importancia de los servicios de mantenimiento brindados.

En Reevo contamos con estrategias de marketing, publicidad y ventas para su taller donde integramos publicidad informativa y otras técnicas de comunicación con el cliente. ¡Contáctenos!.

Reevo

Marketing por correo electrónico para el taller

El E-Mail Marketing es una de las tantas herramientas disponibles para la promoción de servicios y productos del taller y un complemento perfecto del resto de actividades de marketing digital porque es un medio con el que puedes fidelizar a los clientes sin grandes gastos. Esta estrategia consiste en el envío de correos electrónicos con fines específicos a una base de datos que ha hecho notar su interés en nuestro taller compartiendo su correo electrónico.

Dentro de los principales objetivos a los que el e-mail marketing puede aportar al taller están:

  • Mantener comunicación con los clientes actuales.
  • Mantener el interés de antiguos clientes.
  • Presentar nuevos productos y servicios.
  • Promover la propuesta única de valor de tu taller.
  • Entre otras.

Para esto, es necesario contar con una base de datos donde se almacene la información de los clientes, entre la que debe haber, como mínimo, una dirección de correo electrónico para cada contacto. La mayoría de los servicios de gestión de marketing por correo electrónico permiten añadir información adicional como por ejemplo el nombre o la dirección postal del cliente y en algunas ocasiones brindan servicio gratuito si el número de clientes en la base de datos es menor a 200 correos, lo cual, brinda la oportunidad de probar y utilizar los servicios sin incurrir en gastos. Al menos en un principio. Algunas herramientas para la gestión de campañas por medio de E-Mail son:

  • Mailchimp
  • Rapidmail
  • Acumbamail
  • Dotmaier
  • Email manager
  • Sendblaster
  • Entre otros.

Después de contar con una base de datos es necesario clasificarla o segmentarla adecuadamente. Algunos criterios como Clientes en general, clientes Vw, KIA, Nissan > 60,000 km, Autos nuevos, Clásicos, entre otros, pueden brindar un mejor enfoque para generar contenido específico y no agobiar a clientes con información que no quieren, lo que generaría cancelaciones en la suscripción o eliminación inmediata del correo.

Habiendo entendido esto, es necesario contar con ciertos elementos como un remitente válido, un asunto interesante, contenido relevante, llamadas a la acción y por último un enlace de cancelación o configuración de preferencias en caso de que el suscriptor quiera dejar de recibir estos correos.

Dentro de los tipos de contenido es frecuente considerar boletines y mailing los cuales se describen a continuación.

Los boletines o newsletters se emiten con una frecuencia definida a toda la base de datos y tienen el objetivo de compartir, a través de una estructura estandarizada, algo que al cliente le interese. La frecuencia de los boletines deberá ser definida dependiendo de que tanto contenido de interés se pueda generar, el perfil del cliente y que tan frecuente esté dispuesto a recibir información, entre otros criterios.

Algunos tipos de información que se pueden incluir en un boletín son:

  • Artículos publicados
  • Cupones para descuentos en productos o servicios
  • Preguntas y respuestas a clientes
  • Promoción de productos, servicios o cursos en el mes
  • Entre otros.

Por otro lado, las promociones directas o mailing tienen objetivos más específicos que los boletines, como promover una acción directa que se espera del cliente y que probablemente no pueda esperar la frecuencia establecida del boletín o se acomode a su contenido estándar.

Algunos motivos de mailing pueden ser:

  • Ofertas flash
  • Promociones por baja de trabajo
  • Ofertas exclusivas a un segmento de la base de datos
  • Entre otros.

¿Qué pasa después?

Cada una de las campañas de marketing por correo electrónico debe tener indicadores, los que permitirán saber qué tan efectivas resultan y de qué manera las podemos mejorar para tener un mayor impacto en los clientes del taller. Algunos de los indicadores más relevantes son:

  • Porcentaje de aperturas
  • Porcentaje de clicks
  • Porcentaje de conversiones
  • Porcentaje de rebotes
  • Entre otros.

Por último, algunos consejos de lo que debe evitar.

  • Emitir campañas desde correos electrónicos personales o bajo un nombre diferente a la empresa.
  • Asuntos con palabras como gratis, oferta, única, oportunidad, última, entre otras.
  • Contenido que no se ajuste a los dispositivos de uso común.
  • Incluir contenido demasiado extenso.
  • Omitir el enlace de cancelación de suscripción.

Genere su base de datos y mantenga el interés de sus clientes proporcionándoles información de valor.

En Reevo realizamos la estrategia de marketing digital para su taller ajustándonos a sus necesidades. Identifique estas y otras prácticas para mejorar su taller con los servicios de consultoría. ¡Contáctenos!.

Reevo

Medios impresos para el taller

Atrapa los sentidos de tus clientes

La promoción del taller por medios digitales ha simplificado en gran parte las estrategias de marketing, sin embargo, el contar con una estrategia de medios impresos aún tiene importancia en la promoción que tienen los productos y servicios que se ofrecen.

El poder brindar material impreso a los clientes o prospectos tiene un impacto diferente al que al que se tiene con un medio digital y es por eso que analizaremos algunos de ellos.

Los medios digitales pueden parecer impersonales y en ocasiones el flujo de información en las redes sociales hace que pasen desapercibidos si no se cuenta con una estrategia sólida de marketing digital.

Por otro lado el medio impreso, ataca diversos sentidos a la vez y el impacto que genera puede ser más relevante si se maneja de manera correcta.

Algunos de los medios impresos más relevantes son:

Tarjetas de presentación

La tarjeta de presentación es un elemento poderoso a la hora de hacer promoción de nuestra persona, así como de nuestro negocio. Su función principal es la de dejar tus datos de contacto y que el prospecto o cliente los tenga presentes en el momento en que los requiera o que incluso pueda compartirlos, por lo que en ocasiones es útil dejar más de una tarjeta.

Una tarjeta de presentación es la imagen de quien la entrega, debido a esto es importante manejar una presentación sobria y profesional. Dentro de los factores a considerar están la información que esta contiene, incluyendo comúnmente:

  • Logotipo / Nombre de la empresa
  • Nombre
  • Puesto o cargo
  • Sitio web
  • Correo electrónico
  • Número telefónico personal
  • Redes sociales
  • Dirección física de la empresa.
  • Entre otros.

Esta información debe ser bien distribuida en la tarjeta evitando saturar el espacio o abusar del uso de imágenes que confundan y que hagan que la información se pierda. Por otro lado se encuentran las características que dan el impacto físico ya que una tarjeta va más allá de la imagen y es aquí donde intervienen materiales, texturas, colores, olores e incluso utilidad en algunos casos.

Muchos pensarán que es exagerado, sin embargo, estas características pueden ser la diferencia entre una tarjeta olvidada en un cajón o una en la cartera de un posible cliente.

La tarjeta de presentación siempre debe de ir acompañada de un “Speech” al momento de entregarla. Esto causara un mayor impacto, ya que la tarjeta no contiene una explicación del negocio, por lo que se considera que esta se entrega después de haber dado la información persona a persona.

Volantes

Los volantes son una manera eficaz de transmitir información breve, sin embargo, para que esta sea efectiva debe compartirse con quien realmente quiera recibirla, por lo cual, una estrategia de volanteo se complementa definiendo un público objetivo y analizando donde se puede entregar esta información buscando que sean repartidos a un mínimo de personas desinteresadas.

Algunos lugares ideales para su entrega pueden ser gasolineras, negocios complementarios al propio y estacionamientos en el radio de influencia del negocio.

El diseño de los volantes debe ser llamativo y puede contener diversos gráficos que pueden ser distribuidos en el espacio disponible. De igual manera estos pueden ser a color o en blanco y negro dependiendo de las personas a quien vaya enfocado y la información que quiera ser transmitida.

Algunos tipos de información que puedes compartir mediante volantes es:

  • Ofertas
  • Nuevos productos o servicios
  • Descuentos limitados
  • Invitación a eventos
  • Nuevas sucursales
  • Ente otros

Es importante poder recuperar la mayor parte de los volantes posible, debido a que estos mismos representan una fuente de contaminación. Elabora una estrategia donde tengan que llevar el volante para obtener algún beneficio y procura reciclar los mismos ya que la venta del papel también puede representar un ingreso al taller. Algunas de las estrategias puede ser dando alguna promoción, suvenir o descuento o incluso imprimiendo los volantes en papel reciclado.

Folletos

El folleto es un documento que contiene información más allá de un volante, algo más extenso y parecido a la explicación completa de algún tema, producto o servicio. Un folleto puede incluir conceptos desde un catálogo / portafolio de servicios o productos hasta una revista con información diversa.

La elaboración de este material representa una inversión mayor en tiempo y materiales por lo que no se debe repartir a la ligera. Al igual que los volantes, debe de identificarse una zona donde se encuentren personas interesadas en el tema, o incluso manejarse de manera interna en el negocio y colocarse en el área de espera o en la entrada del taller.

Papelería (Hojas membretadas, folders, etc.)

Por último y no menos importante se encuentra la papelería corporativa. Cualquier documento emitido por el taller debe de tener una imagen corporativa que ligue la información a la empresa. Esto además de generar confianza en la información plasmada, es una publicidad indirecta para el taller. La papelería a considerar puede incluir:

  • Folders
  • Hojas membretada (Propuesta técnica, memorandos, etc)
  • Sobres
  • Tarjetas de presentación
  • Cupones
  • Entre otros

Debido a que esta información es más formal, se debe tener cuidado la información compartida. Ya que representa una responsabilidad escrita de la empresa al cliente.

Los servicios impresos están ligados a tu taller y pueden ser una herramienta útil para atracción de clientes y promoción de productos y servicios. ¡Contáctenos!.

Reevo

loading