Aceite para motor

Los lubricantes son parte esencial en el funcionamiento de cualquier máquina, ya que permiten el movimiento de las piezas que la integran, teniendo una relación directa con su duración y desempeño. En el automóvil se tienen diversos lubricantes en componentes como las ruedas, la transmisión, el motor, entre otros. Cada uno de ellos formulado para cumplir funciones específicas que deseamos explicar a lo largo de una serie de artículos, por lo que empezaremos describiendo el lubricante para motor a gasolina.

Los lubricantes de motor de combustión interna son altamente exigidos por las condiciones de trabajo ya que soportan la alta temperatura y pueden contaminarse con gases generados por la combustión u otros sistemas, incluyendo el de refrigeración.

Dentro de las funciones que tiene un aceite lubricante en el motor están:

  • Minimizar la fricción entre las piezas
  • Absorber y transferir calor de los componentes
  • Evitar la corrosión química
  • Evitar la herrumbre
  • Mantener las partículas de hollín suspendidas
  • Evitar la formación de lodos
  • Entre otras.

Para cumplir todas estas funciones los lubricantes se componen de un aceite base (mineral o sintético) y aditivos que le ayudan a conservar ciertas características y le dan otras extras para resistir el trabajo y proteger el motor durante más tiempo.

Aceite base

El aceite base proporciona ciertas características al aceite y pueden ser del tipo mineral con diferentes grados de refinación como son los grupo 1, 2 o 3 o sintéticos normalmente PAO (Polialfaolefinas). Sin embargo, el aceite base y sus propiedades no son suficientes para cumplir todas las funciones antes descritas debido a que los avances tecnológicos y las mejoras en procesos de manufactura así como la eficiencia requerida en las máquinas han hecho que los motores tengan holguras más pequeñas, trabajen a mayor presión y temperatura, y sean más rápidos, lo cual, exige un desempeño superior de los aceites lubricantes, por lo cual se mezclan con paquetes de aditivos que tienen funciones específicas como las que se describen a continuación.

Aditivos en los lubricantes automotrices

Algunos de los aditivos que los aceites lubricantes automotrices tienen son:

  • Antioxidantes: Contrarrestan los efectos de los pro-oxidantes como el calor, agua, aire y catalizadores metálicos.
  • Inhibidores de corrosión: Protegen las superficies de hierro y acero contra la herrumbre y a las superficies no ferrosas contra la corrosión.
  • Detergentes: Mantienen limpias de depósitos las superficies del motor y neutralizan ácidos corrosivos.
  • Dispersantes: Dispersan finamente las partículas de hollín en el aceite de motor de combustión interna manteniéndolos suspendidos.
  • Anti-desgaste: Protegen las superficies del desgaste reaccionando con la superficie y creando una capa protectora.
  • Antiespumantes: Modifica la tensión superficial del aceite promoviendo la liberación del aire.
  • Mejoradores del índice de viscosidad: Promueven que la viscosidad se mantenga estable conforme a la temperatura.

Es importante mencionar que los paquetes de aditivos vienes mezclados de fábrica en cantidades y condiciones específicas que garantizan la activación de los mismos para su correcto funcionamiento y no es recomendable aplicar aditivos externos en el aceite, ya que pueden llegar a ser incompatibles y anular la protección originalmente formulada.

Habiendo entendido esto, los lubricantes, además de su formulación presentan características físicas como la viscosidad que se debe de respetar ya que dependiendo del motor el requerimiento específico es diferente.

Viscosidad

La viscosidad es la propiedad más importante de un aceite lubricante y se define como la resistencia que este tiene a fluir. La selección de la viscosidad en un vehículo depende de la temperatura de arranque y la temperatura de operación, lo cual está considerado en la especificación que recomienda el fabricante por lo que no se recomienda alterarla.

Existen aceites lubricantes multigrados y monogrado, los monogrado fueron los primeros en existir, sin embargo, debido a que los vehículos automotrices se desempeñan en diferentes climas era necesario que tuvieran una buena fluidez a bajas temperaturas como las que se tenían en países con inviernos con temperaturas cercanas a 0°C y que la viscosidad a la temperatura de operación fuera la adecuada, por lo que se inventaron los aceite multigrado que tenían esta propiedad distinguiéndose por dos valores separados por una W que significa Winter e indica una viscosidad adecuada a temperatura de operación mínima y después la viscosidad a la temperatura de operación normal.

Los grados de viscosidad son determinados por la SAE (Sociedad de ingenieros automotrices) y presentan una temperatura de arranque conforme a lo que se presenta en la siguiente tabla.

Certificaciones de desempeño

Actualmente existen dos certificaciones que rigen el mercado de lubricantes automotrices, la primera, es API de la American Petroleum Institute la cual rige el desempeño de los lubricantes mediante una clasificación que se basa en pruebas realizadas para un mejor funcionamiento de la máquina en diferentes contextos. La correspondiente a motores de combustión interna por chispa usa el distintivo S (Spark) y la certificación más actual es SN, aunque siguen vigentes SM, SL y SJ aplicando para las viscosidades SAE anteriormente descritas. Es importante mencionar que las certificaciones API son inclusivas de las anteriores, por lo que un SN se podrá utilizar en vez de cualquiera de las especificaciones anteriores.

Por otro lado la ILSAC (International Lubricants Standardization and Approval Committee) determina el desempeño del lubricante en relación al ahorro de combustible con lo cual dan la distintiva de la estrella explosionada con la especificación GF-5 que es la última tecnología aprobada. No todos los lubricantes API cuentan con esta certificación, sin embargo, todos los lubricantes GF-5 cumplen con SN.

El futuro de la lubricación automotriz

La tecnología de los motores está evolucionando rápidamente, y la tecnología adecuada del lubricante es esencial para que los vehículos modernos alcancen su máximo potencial. ILSAC GF-6 es una nueva generación de especificaciones de aceite de motor de automóviles que se ha desarrollado según lo propuesto por el Comité Internacional de Estandarización y Aprobación de Lubricantes (ILSAC, por sus siglas en inglés) en respuesta a estos cambios en el mercado.

GF-6 eleva el nivel de rendimiento para el ahorro inicial de combustible, la retención del ahorro de combustible en operación y la protección general del motor incorporando siete nuevas pruebas de desempeño.

Algunas de las ventajas que tendrá esta nueva especificación serán:

  • Mejor economía de combustible que se mantiene un largo del intervalo de cambio de aceite.
  • Mayor robustez de aceite para los motores de combustión interna con encendido por chispa. Esto es para garantizar un rendimiento aceptable del aceite del motor en los mercados por los requisitos de servicio, la disponibilidad de combustible, las ambientales de la opinión, etc.
  • Protección contra la presión de baja velocidad (LSPI) en el motor, específicamente LSPI atribuyó al aceite del motor.
  • La protección contra el desgaste de los motores que se encienden después de largos periodos de inactividad.
  • Reducción en la aereación del aceite.

Debido a que los fabricantes de automóviles están diseñando sus motores para utilizar grados de baja viscosidad para alcanzar nuevos niveles de economía de combustible (ya que es ampliamente aceptado que los lubricantes de menor viscosidad pueden beneficiar la economía de combustible) esta especificación se dividirá en dos subclasificaciones GF-6A y GF-6B, siendo GF-6A compatible con vehículos existentes y lubricantes GF-5 con los grados de viscosidad tradicionales mientras que GF-6B integrará grados de menor viscosidad como SAE 16 y probablemente grados menores como 12, 8 y 4 para motores más modernos y avanzados.

Se espera que GF-6 en su conjunto reciba la primera licencia en 2019. Si bien el mercado inicial de los lubricantes certificados por GF-6B se limitará a vehículos de nuevo modelo que específicamente recomienden viscosidades más bajas, no disminuye la importancia de la especificación.

Para que los usuarios finales puedan distinguir claramente entre GF-6A y GF-6B, se requerirá educación en el mercado y un nuevo etiquetado de estos lubricantes. Los fabricantes de automóviles también dejarán claro, a través de los manuales de los propietarios y el servicio de concesionario, ya sea GF-6A o GF-6B son adecuados para su uso en modelos específicos. Es crucial que no se usen indistintamente.

Conclusiones

El aceite de motor es crítico en el vehículo ya que de él depende directamente la integridad y desempeño de la máquina. El conocimiento de las funciones que tiene, las especificaciones y tendencias es de gran importancia para los talleres de servicio automotriz ya que deberán emitir recomendaciones y guiar a sus clientes en el uso del mismo debiendo formar parte del cuerpo de conocimientos que destaca a un buen taller de servicio automotriz y los técnicos que lo integran. ¡Contáctenos!.

Reevo

¡Implemenando mejoras en empresas de servicio automotriz desde 2012!
¿Qué preguntar a mi mecánico cuando me dice que un trabajo es necesario?
PREVIOUS POST
Inspección del escáner
NEXT POST

Deja un comentario